REFORMA | NTRZACATECAS.COM
REFORMA | NTRZACATECAS.COM

BADIRAGUATO, Sinaloa.- El Presidente Andrés Manuel López Obrador lo dijo dos veces, primero en Culiacán, en la conferencia matutina, y más tarde en el corazón de este municipio: a Badiraguato le ha ido bien y le va a ir mejor.

En su tercera visita a la tierra natal de Joaquín «El Chapo» Guzmán, el capo del Cartel de Sinaloa, el Mandatario señaló que su gobierno seguirá apoyando con programas sociales y obras de infraestructura al municipio, y un badiraguatense será quien gobierne Sinaloa los próximos seis años.

«Le va a ir muy bien a Badiraguato, fíjense lo que son las cosas. Es un pueblo que tiene mucha suerte, Badiraguato, porque ahora el próximo Gobernador de Sinaloa es de aquí, Rubén Rocha, y lo conozco desde hace muchos años», celebró.

En un acto sin público, dentro de las instalaciones militares del Mando Especial de esta localidad, López Obrador consideró que programas como Sembrando Vida ayudarán a que más personas se dediquen a actividades lícitas, más ahora que el trasiego de mariguana y amapola está en declive.

«¿Qué está sucediendo en cuanto a la siembra de enervantes?, pues ya está en franca decadencia la siembra de los enervantes que más se cultivaban como la mariguana y la amapola, porque ahora, lamentablemente, lo que más se está usando para envenenar a los jóvenes es el fentanilo, son los químicos y esos no se producen en México», señaló.

Temporal y riego

Media hora antes de que arribe el Presidente, Wilfredo Robles, de 34 años, cuerpo fibroso y la piel castigada por el sol, mira hacia la Avenida Juan S. Millán y saluda a los militares que pasan en un convoy.

«Ayer estuve con ellos, anduvimos pintando todo allá adentro, arreglando», dice en referencia a la sede del Mando Especial, donde se realizará el evento.

En los días previos, cuenta, también trabajó en la cuadrilla que barrió, podó y remozó la avenida, desde el arco que da la bienvenida al pueblo hasta el cruce que lleva al cuartel militar, todo el trayecto por el que más tarde transitaría la comitiva presidencial.

Robles, quien dice que vio a AMLO en sus dos visitas de febrero de 2019 y marzo de 2020, es un becario que recibe 2 mil 400 pesos mensuales como estudiante de Ingeniería Forestal en la Universidad Benito Juárez.

«Voy para el segundo año, en mi grupo somos como 30, todos de por aquí y, pues, ahí andamos aprendiendo», comenta.

Cuestionado sobre si actualmente es temporada de siembra de mariguana en la sierra, responde que está la de temporal y cuando pasen las lluvias iniciará la de riego.

«Es mejor el riego, porque la lluvia no la controlas, a veces se anega, con riego tú dosificas la cantidad de agua», explica.

Desaparecidos

La familia Martínez Ruiz se plantó en la última valla, justo enfrente de las oficinas de la Inspección Regional de Investigación Zona Centro de la Fiscalía General del Estado, con una manta y unas hojas de papel.

«Señor Presidente Andrés Manuel López Obrador, le suplico como madre que me ayude a localizar a mis hijos, pues hace 10 años los levantaron agentes municipales en Saltillo, Coahuila. Gracias por su atención. Dios lo bendiga», dice una hoja con la fotos impresa de los desaparecidos. Con plumón amarillo, anotados los nombres: Yolanda, Silvia, Horacio y Rigoberto.

Todos, dice su hermano Maximiliano, son originarios de Culiacán y desaparecieron tras ser detenidos por policías municipales en Saltillo, caso que hasta el momento sigue impune.

«Venimos a hacerle esta petición, venimos a pedirle al Presidente que nos ayude a encontrarlos. Ya son 10 años que no hemos tenido respuesta de ellos, pero creemos en él y venimos con esa fe que él nos puede ayudar», dice Maximiliano.

 

Rolando Herrera
Agencia Reforma


Los comentarios están cerrados.