STAFF / NTRZACATECAS.COM
STAFF / NTRZACATECAS.COM

Luego de que el semáforo epidemiológico de la entidad zacatecana cambiara a color naranja; el Honorable Pleno del Tribunal Superior de Justicia del Estado de Zacatecas que preside el Magistrado Arturo Nahle García, aprobó por unanimidad el Acuerdo General por el que se reduce en un 50 por ciento la presencia del personal que labora en los órganos jurisdiccionales y administrativos del Poder Judicial del Estado.

En sesión ordinaria de Pleno, se determinó adoptar las medidas pertinentes para hacer frente a la nueva ola de contagios, sin dejar de considerar que la impartición de justicia está considerada como una actividad esencial y que prácticamente la totalidad de los servidores públicos del Poder Judicial del Estado ha sido vacunado; ante tal motivo se decidió que el personal de los órganos jurisdiccionales y administrativos se distribuyan en dos turnos.

El turno matutino comprenderá de las 8:30 a las 15:00 horas; el vespertino de las 16:00 a 20:00 horas y durante el mismo no habrá atención al público.

De igual manera, se acordó que los jueces, secretarias y secretarios de acuerdos o instructores, así como los administradores de los Juzgados de Control y Ejecución de Sanciones Penales, deberán presentarse invariablemente en el primero de los turnos. El resto del personal de cada órgano judicial y el personal de los órganos administrativos serán distribuidos por su titular, de modo que la mitad de ellos acuda a laborar durante el primer turno y la otra mitad durante el segundo; cada semana se alternará al personal.

Así mismo, se acordó que quedan exentas de presentarse a laborar en ambos turnos las servidoras públicas embarazadas o en periodo de lactancia, las personas que sean diagnosticadas como infectadas por COVID-19, y quienes hayan convivido en primer contacto con una persona diagnosticada como positiva (únicamente durante el lapso de prevención correspondiente).

También quedan exentas de presentarse a laborar las personas servidoras públicas que por alguna causa no hayan sido vacunadas y sean mayores de sesenta años, padezcan obesidad con índice de masa corporal igual o mayor a 40 kg/m2, diabetes mellitus descontrolada, hipertensión arterial sistemática descontrolada, enfermedad pulmonar obstructiva crónica, asma, enfermedad cardiovascular o cerebrovascular, enfermedad renal crónica, estados patológicos que requieren tratamiento con inmunosupresión, VIH, cáncer o dos o más comorbilidades que cumplan el valor de vulnerabilidad.

En los Juzgados de Control todas las audiencias deberán realizarse a puerta cerrada, en el resto de los juzgados las audiencias, principalmente las de juntas de herederos, no deberán estar presentes más de diez personas observando en todo momento las medidas sanitarias establecidas.

En este mismo sentido, se suspenden las convivencias presenciales que por orden judicial deberían llevarse al interior de los Centros de Convivencia Familiar Supervisadas, pero los progenitores tendrán la posibilidad, sí están de acuerdo tanto custodio como conviviente, de seguir llevándolas a cabo de manera virtual. Los procesos de entrega recepción deberán seguirse llevando a cabo en los Centros.

De igual manera, se suspende la asistencia de las personas meritorias, prestadoras de servicio social o en prácticas profesionales.

Foto Cortesía


Los comentarios están cerrados.