CLAUDIO MONTES DE OCA/NTRZACATECAS.COM
CLAUDIO MONTES DE OCA/NTRZACATECAS.COM

El gobernador Alejandro Tello Cristerna confirmó que, desde este lunes, el estado se encuentra en semáforo epidemiológico naranja debido al aumento de casos, hospitalizaciones, muertes por la COVID-19 y la llegada de la variante Delta.

A 501 días de que iniciara la pandemia en Zacatecas, el mandatario estatal comparó la situación de los contagios con noviembre de 2020, cuando la entidad estaba en semáforo rojo, por lo que el retroceso a naranja traerá como consecuencia la implementación de medidas restrictivas.

Sin embargo, descartó el cierre total de los negocios y se optó por la negociación con el sector empresarial; además, llamó a los ayuntamientos a que cumplan con los lineamientos en todos los giros, principalmente en los comerciales.

Gilberto Breña Cantú, titular de la Secretaría de Salud de Zacatecas (SSZ), expuso que este retroceso a riesgo alto se debe a que se relajaron las medidas sanitarias y al contacto social, por lo que incrementaron los índices de contagio y con ellos las hospitalizaciones y decesos.

Además, confirmó que las variantes Delta y Delta plus ya están en el estado, aunque no precisó la cifra de positivos detectados, con el argumento de que son datos que se manejan a nivel federal.

 

Preocupa aumento y personal de salud

En cuanto al alza de positivos, Tello Cristerna agregó que en la semana del 26 de julio al 1 de agosto se registraron mil 33 casos, lo que significa un promedio diario de 148.

Durante el mes que recién terminó, el promedio diario fue de 77 contagios y 2 mil 148 personas infectadas, lo que representa 6.5 por ciento del total registrado en lo que va de la pandemia.

Además, el gobernador advirtió que la mortandad es un problema preocupante, pues en la última semana hubo 18 fallecimientos por el virus y de una semana a otra se triplicó la cifra: la anterior fueron seis.

Sobre el sector salud, en los últimos 14 días también se registró un aumento de contagios en trabajadores: 23 médicos, 29 enfermeros y 43 administrativos; 47 están estables y 19 graves intubados. Asimismo, la ocupación está a 44 por ciento y las camas con ventilador a 16.

 

Regreso a clases

Con respecto al regreso a clases, Alejandro Tello reiteró que “se necesita ver la posición del estado” en el semáforo epidemiológico, aunque hay interés en que sea posible un retorno a la educación presencial:

“He estado en comunicación permanente con la Secretaría de Educación, tanto federal (SEP) como local (SEZ); la postura federal es que se regrese, (pero) necesitamos ver la condición del estado. Claro que queremos que nuestros niños regresen, es lo óptimo, pero nunca poniendo en riesgo su integridad”.

Por lo anterior, anticipó que se podría volver este mes con un sistema híbrido, dado que aproximadamente 80 por ciento de los casos positivos se concentra en cuatro demarcaciones. “Muchos municipios tienen un contagio casi nulo; creo que sí se podrá regresar presencialmente en la gran mayoría”, reiteró.

 

Avances de vacunación

Sobre la aplicación del biológico contra SARS-CoV-2, Alejandro Tello informó que 381 mil 807 zacatecanos tienen el esquema completo, lo que representa 35.43 por ciento de un universo de personas mayores de 18 años, cuyo total es de 1 millón 77 mil 454.

De los vacunados con esquema completo, 36 mil 652 recibieron Pfizer; 16 mil 165, AstraZeneca; 33 mil 981, Sinovac, y 70 mil 877, Cansino.

Asimismo, 382 mil 423 tienen ya la primera dosis, 90 mil 883 del rango de 18 a 29 años, en tres municipios; 149 mil 361 de 30 a 39 años, en 53 municipios, y 142 mil 179 de 40 a 49 años, en 56 municipios. En tanto, 38 mil 949 habitantes de 13 municipios recibieron unidosis.

Aprietan medidas sanitarias

Con la entrada en vigor del semáforo epidemiológico naranja, las autoridades estatales establecieron nuevos lineamientos para espacios públicos a fin de evitar contagios, entre los que destaca la disminución de aforos, reducción de horarios y la prohibición de algunas actividades.

La Secretaría de Salud de Zacatecas (SSZ) detalló que, a partir de este lunes y hasta la modificación del color del semáforo, la ocupación hotelera se disminuye a 50 por ciento de su capacidad y en igual porcentaje el aforo de restaurantes, bares y centros nocturnos, cuyo horario de servicio será a más tardar las 24 horas.

Los productos y recorridos turísticos deberán tener 50 por ciento de su aforo, de igual manera los parques, jardines y cines. En los templos y centros de culto únicamente podrá haber la presencia de la familia nuclear.

Respecto a cursos de verano, deberán hacerse en espacios abiertos, previamente autorizados y con 50 por ciento de participación sobre la capacidad total. Los eventos de capacitación tendrán que contar con un protocolo sanitario y sin la posibilidad de coffe break.

El acceso de niños a museos y centros comerciales será con burbuja social y, en el caso de los últimos, deberá haber una capacidad máxima de 1 mil 500 personas.

El tamaño de grupos para guías turísticos se establece en un máximo 20 personas y la capacidad de lienzos charros, plazas de toros y estadios de fútbol deberá ser de 50 por ciento de ocupación de espacios. Los eventos sociales tendrán que contar con un protocolo sanitario previamente avalado.

Las callejoneadas, conciertos y bailes no están autorizados para realizarse durante el lapso que dure el color naranja en el semáforo COVID-19.


Los comentarios están cerrados.