KAREN CALDERÓN/NTRZACATECAS.COM
KAREN CALDERÓN/NTRZACATECAS.COM

Jesús Fernández Candelas, presidente del Colegio de Médicos de Zacatecas (CMZ), declaró que la reconversión de los hospitales para atención de pacientes COVID-19 se realiza de oficio por el regreso a semáforo epidemiológico naranja.

Explicó que es una medida preventiva para comenzar la solicitud de recursos para la atención de los pacientes, especialmente para la adquisición de medicamentos y la atención de enfermos graves que requieren ser sedados.

“Esta medida es también para iniciar a generar recurso, porque los medicamentos que se utilizan para los pacientes COVID son muy caros, sobre todo los de sedación para aquellos que están con ventilador. Ahorita tienen un stock de resguardo, pero de acuerdo con la tendencia quizá no se ajuste y el estado tiene que estar previniendo el contar con los suficientes insumos”, argumentó.

Fernández Candelas puntualizó que cada paciente que necesita ventilación requiere hasta cinco bombas de infusión de medicamentos diferentes, “son costos altísimos y lo que previene el gobernador (Alejandro Tello Cristerna) es que ya la Federación contemple al estado en su gasto”.

Refirió que los hospitales generales, como el de Zacatecas (HGZ), de la Mujer de Fresnillo y comunitarios pertenecen al sector salud, por lo que se convierten en receptores de casos COVID; es decir, reciben a un posible positivo, toman la prueba y, en caso de confirmar, es enviado a la Unidad de Especialidades Médicas (Uneme) de urgencias.

Agregó que, ante el aumento constante de casos, se tienen que hacer este tipo de acciones para que “no se tome desprevenido al estado” en el tema de atención médica y se reactive la contratación de personal de salud que ya operaron en las otras dos olas de contagio y se les terminó su contrato de prestación de servicios.

Mencionó que el ajuste estaría a cargo de la Federación, ya que el estado no tiene el recurso para cubrir su nómina.

 

Foto Archivo

 


Los comentarios están cerrados.