AGENCIA REFORMA / NTRZACATECAS.COM
AGENCIA REFORMA / NTRZACATECAS.COM

CIUDAD DE MÉXICO. El sindicato del IMSS y la familia del fallecido ex dirigente gremial Valdemar Gutiérrez Fragoso gozarán de una fortuna de más de 415 millones de pesos que estaba bajo investigación por lavado de dinero pero que tuvo que ser descongelada por la Fiscalía General de la República (FGR).

Debido a que un tribunal ordenó desasegurar las cuentas, a las que presuntamente fueron desviados recursos del IMSS y de las aportaciones de los trabajadores, Bertha Leticia Botello Amante, esposa del difunto líder, y los dirigentes del sindicato negociaron un acuerdo reparatorio para repartirse el dinero y que pudiera archivarse la indagatoria.

En diciembre de 2019 REFORMA dio a conocer que la FGR tenía en curso una investigación por lavado de dinero, por los desvíos de cuatro cuentas del SNTSS a tres cuentas en BBVA Bancomer a nombre de Valdemar Gutiérrez, quien murió en 2016.

Antes de fallecer, Gutiérrez registró a su familia como beneficiaria de las inversiones y sus respectivas pólizas pese a que se trataba de dinero que transfirió el IMSS.

En mayo de 2019, la viuda emprendió una batalla legal con la que finalmente logró descongelar los recursos, dado que la medida precautoria del aseguramiento fue autorizada para investigar a un muerto, condición que extingue la acción penal.

En tanto, hace dos años el actual secretario general del Sindicato Nacional de Trabajadores del Seguro Social (SNTSS), Arturo Olivares Cerda, anunció que también buscaría recuperar las aportaciones sindicales desviadas por su antecesor.

Las tres cuentas de Gutiérrez en BBVA Bancomer tenían 348 millones de pesos cuando él murió, pero actualizaciones indican que a fines del mismo año eran más de 415 millones de pesos.

REFORMA solicitó al SNTSS conocer el monto con el que negoció quedarse, pero respondió que por el momento no daría ninguna información y tampoco fijaría una postura. Tampoco señaló a qué destinaría el dinero recuperao o si ya lo notificó a los trabajadores.

Fuentes federales indicaron por separado que el proceso de reparación del daño no ha concluido, ya que si bien se ha resarcido una parte y el sindicato pretende una suma mayor.

La intervención a los activos de Valdemar por lavado de dinero se ejecutó por indicios de que entre 2008 y 2012 desvió el dinero desde cuatro cuentas del SNTSS, en particular las receptoras de aportaciones sindicales y del IMSS.

Foto Cortesía Reforma


Los comentarios están cerrados.