AGENCIA REFORMA / NTRZACATECAS.COM
AGENCIA REFORMA / NTRZACATECAS.COM

CIUDAD DE MÉXICO. El presidente Andrés Manuel López Obrador pidió ayer a la vicepresidenta de Estados Unidos, Kamala Harris, reabrir por completo la frontera entre ambos países, aunque no reveló cuál fue la respuesta que recibió por parte de la demócrata.

El mandatario dijo que durante la conversación telefónica que sostuvo con la estadounidense se revisó el tema fronterizo y el impacto que ha tenido en la economía de la región, además de asuntos de agenda migratoria y sobre la colaboración para hacer frente a la pandemia por Covid-19.

«Volvimos a conversar con Kamala Harris, vicepresidenta de Estados Unidos. En buenos términos, tratamos el asunto migratorio, la completa apertura de la frontera norte para reactivar nuestras economías y continuar con la mutua cooperación para enfrentar la pandemia de #COVID19.

«Mañana (hoy) informaremos con más precisión, pero adelantamos que el diálogo fue para bien», reportó López Obrador.

Por la mañana, el mandatario había adelantado que el incremento en el número de contagios podría impedir la reapertura total de la franja fronteriza, a pesar de que se había contemplado esa posibilidad para el próximo 21 de agosto.

«Se tiene que tomar en cuenta que, en Estados Unidos, como en México, hay un repunte contagios. La diferencia es que hay contagios, pero hay menos hospitalizaciones y, lo más importante, menos fallecimientos, porque está ayudando mucho la vacuna.

«Esto es lo único que podría impedir el que se abra la frontera, porque sí hay este incremento de contagios. Sin embargo, se puede demostrar que no se pone en riesgo a la población, a los trabajadores de las empresas, a los transportistas», consideró.

Esta es la tercera llamada que sostienen el Presidente y Harris, desde que inició la Administración de Joe Biden.

A diferencia de lo expresado por el presidente López Obrador en su cuenta de Twitter de que habría discutido con Harris la «completa reapertura» de la frontera entre México y EU al tráfico no esencial de personas -detenido desde el marzo de 2021- la Casa Blanca no citó dicho tema en su comunicado.

Afectando principalmente el cruce hacia el norte de buena parte de los 7 millones de residentes mexicanos de la frontera, la prohibición al cruce no esencial ha afectado también a buena parte de los comercios en ciudades estadounidenses de la frontera que dependen de los compradores de lado mexicano.

En su comunicado, la Casa Blanca hizo énfasis que abordar la migración irregular en la frontera común es una principal prioridad de la administración Biden; desde el año pasado, EU también aplica medidas extraordinarias de salud pública para expulsar a la mayor parte de los migrantes que cruzan irregularmente.

Foto Cortesía Reforma


Los comentarios están cerrados.