El Financiero
El Financiero

El Paquete Económico para 2022 que entregará la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) al Congreso en septiembre próximo será muy inercial, ante la ausencia de una reforma fiscal, estimaron analistas.

Héctor Villarreal, director del Centro de Investigación Económica y Presupuestaria (CIEP), explicó que el presupuesto es considerado inercial debido a que no se prevé una reforma fiscal profunda, sino que se buscará elevar la recaudación con una reforma administrativa.

“Se estima que reforzarán la fiscalización mandando la señal de tasas efectivas mínimas tratando de combatir la evasión, simplificar para que sea más sencillo el pago de impuestos; habrá que estar pendientes si la miscelánea fiscal trae algo más”, añadió.

Gabriel Casillas, presidente del Comité de Estudios Económicos del IMEF, consideró que el paquete económico, tal como lo están planeando, “es muy inercial, es mucho de lo que han venido dando”.

Destacó que la parte positiva, y es uno de los triunfos del gobierno, es la política de no endeudamiento. Asimismo, consideró que podría haber modificaciones que fortalezcan las finanzas públicas y al mismo tiempo generen crecimiento.

El IMEF estima un crecimiento de 2.8 por ciento para 2022, muy por debajo del 6.0 estimado para el presente año, y prevé que el balance público tradicional presentará un déficit de 3.0 por ciento del PIB.

Para Miguel González, coordinador del Centro de Estudios Financieros y de Finanzas Públicas (CEFI) de la UNAM, el paquete económico no va a buscar reactivar la economía.

El comportamiento económico del país, dijo, va a depender de la inversión privada y del efecto de arrastre de la economía de Estados Unidos. “Dependeremos de que el Gobierno ofrezca certidumbre y que respetemos los acuerdos del T-MEC. El gran agujero presupuestal seguirá siendo Pemex”.

Añadió que son muchos los compromisos de gasto social que ha adquirido el actual gobierno, pero se mantiene con cierta rigidez el esquema de ingresos y mantiene la estabilidad fiscal a costa de una absurda austeridad.

Buscarán impulsar crecimiento

Ernesto O’Farril, presidente de Bursamétrica, dijo que desde su punto de vista el paquete económico de 2022 no será inercial, porque se espera que busque un crecimiento cercano al 4 por ciento, mediante el impulso de la banca de desarrollo, además de que contendría importantes reasignaciones de gasto en sectores prioritarios como salud, educación, seguridad y gasto social.

“No creo que será inercial, si sacaron tan anticipadamente a Arturo Herrera de la Secretaría de Hacienda es para darle a Ramírez de la O la preferencia para que genere un paquete que busque un crecimiento del PIB de 3.5 a 4 por ciento”, enfatizó.

“Lo que podemos esperar del paquete económico de 2022 es un Presupuesto de Egresos de 7 billones de pesos, mientras que los ingresos sumarían 6.4 billones, en donde el diferencial se financiaría con deuda”, añadió.

Estimó que la inflación del próximo año se ubicará entre 3 y 3.5 por ciento; la IED en 25 mil millones de dólares; la tasa de interés del Banco de México en 5.25 por ciento; el precio del petróleo en 58 dólares por barril y la plataforma de producción en 1.8 millones de barriles diarios.

Villarreal destacó que los bajos ingresos fiscales, ante la ausencia de una reforma tributaria, tienen implicaciones porque el gasto en pensiones sigue creciendo sin cesar y para 2022 se calcula todo lo que paga el gobierno federal, incluyendo la pensión no contributiva de Bienestar para Adultos Mayores, será de 5.4 o 5.5 por ciento del PIB, y estimó que el gasto del Presupuesto de Egresos de 2022 será de alrededor de 6.5 billones de pesos.


Los comentarios están cerrados.