AGENCIA REFORMA / NTRZACATECAS.COM
AGENCIA REFORMA / NTRZACATECAS.COM

CIUDAD DE MÉXICO. Casi la mitad de la niñez del mundo vive en alguno de los 33 países donde su riesgo a la exposición a los efectos del cambio climático es extremadamente alto, advierte un reporte del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef, por sus siglas en inglés).

Según el primer análisis exhaustivo sobre los riesgos climáticos desde la perspectiva de los menores, cerca de mil millones de niños se encuentran en esta situación, es decir, casi el 50 por ciento de los 2 mil 200 millones que existen.

El informe «La crisis climática es una crisis de los derechos de la infancia» se presentó junto al movimiento Fridays For Future (FFF) en el marco del tercer aniversario de la primera protesta que llevó a cabo la activista sueca Greta Thunberg frente al Parlamento de su país.

«El cambio climático es la mayor amenaza a la que se enfrentan los niños y los jóvenes del mundo», alerta el prólogo del documento firmado por cuatro jóvenes: Adriana Calderón de México, Farzana Faruk Jhumu de Bangladesh, Eric Njuguna de Kenia y Thunberg de Suecia.

Los resultados se basan en el Índice de Riesgo Climático de la Infancia, que clasifica a los países en función del grado de vulnerabilidad de los niños a las perturbaciones ambientales y a los fenómenos meteorológicos extremos, como ciclones tropicales y olas de calor.

Quienes viven en la República Centroafricana, Chad, Nigeria, Guinea, Guinea-Bisáu y Somalia son los más expuestos.

México se encuentra en el lugar 54 en el ranking mundial, posición que comparte con Guatemala.

«Se está destruyendo nuestro futuro, se están violando nuestros derechos y se están ignorando nuestras súplicas. En lugar de ir a la escuela o vivir en un hogar seguro, los niños soportan hambrunas, conflictos y enfermedades mortales como consecuencias de las perturbaciones climáticas y medioambientales», denunciaron los activistas.

Uno de cada tres niños vive en zonas susceptibles a experimentar por lo menos cuatro amenazas climáticas y ambientales, como inundaciones, ciclones, enfermedades transmitidas por vectores, contaminación por plomo, olas de calor, escasez de agua y contaminación atmosférica.

Sufren más quienes contaminan menos
Los niños que están a merced de las peores consecuencias del cambio climático viven en países donde se generan pocas emisiones de gases de efecto invernadero (GEI). Los 33 países de riesgo extremadamente alto sólo son responsables del 9 por ciento de las emisiones mundiales de dióxido de carbono (CO2), indicó el organismo de la ONU en un comunicado.

Sólo uno de los países que más emisiones generan ostenta la categoría de riesgo extremadamente alto, destacaron los jóvenes.

«No podemos permitir que esta injusticia continúe. Es inmoral que los países menos culpables sean las primeras víctimas y las que más sufren», apuntaron en su escrito.

Henrietta Fore, directora ejecutiva de Unicef, respaldó a los activistas, pues afirmó que ningún niños es responsable de las temperaturas mundiales, pero ellos sufrirán las peores consecuencias.

A diferencia de un adulto, tienen menos capacidad para sobrevivir a fenómenos meteorológicos extremos y son más susceptibles a las sustancias químicas tóxicas, cambios de temperatura y enfermedades, precisó.

Unicef exigió a gobiernos y empresas que aumenten las inversiones destinadas a la adaptación al cambio climático y a reducir las emisiones de GEI para cumplir la meta más ambiciosa del Acuerdo de París, que busca evitar que el calentamiento de la Tierra supere los 1.5 grados centígrados este siglo.

También urgió educar a los niños sobre el clima y dotarlos con competencias ecológicas, incluir a los jóvenes en las negociaciones y decisiones sobre el clima, y a que garanticen una recuperación del Covid-19 respetuosa con el medio ambiente.

Foto Archivo


Los comentarios están cerrados.