AGENCIA REFORMA / NTRZACATECAS.COM
AGENCIA REFORMA / NTRZACATECAS.COM

CIUDAD DE MÉXICO.- La austeridad y las políticas del Gobierno para quitar autonomía a los órganos reguladores han llevado a que su personal técnico deje los puestos y se pierda su experiencia.

Los organismos reguladores económicos destacaban por contar con personal altamente especializado y las salidas, ya sea por rotación o por reducción de plazas, han generado una pérdida de talento e ineficiencias en su operación, principalmente en el sector energético.

La razón, según los expertos, está en la constante eliminación de plazas, reducciones salariales y la Ley que establece un periodo de veto de 10 años para laborar en el sector privado.

De principios de 2019 a junio de 2021, la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV), la de Ahorro para el Retiro (Consar), Hidrocarburos (CNH) y la Reguladora de Energía (CRE), tuvieron una rotación de personal de 27, 29, 39 y 61 por ciento, respectivamente, según solicitudes de información y Nómina Transparente.

En el caso de la CNBV y Consar, la mayor parte de las salidas se debieron a la prohibición de trabajar en la iniciativa privada por 10 años cuando se trata de funcionarios públicos en un órgano regulador y a reducciones salariales, explicó Iván Alemán, abogado del despacho Alemán y Santiago Asociados, quien además ha trabajado en la CNBV y Sener.

Si bien esto ha generado deficiencias, el sector regulador bancario se ha beneficiado de no estar en la agenda prioritaria del Ejecutivo, a diferencia del sector energético.

«El sector de energía está completamente cerrado, lo que ha llevado a litigios, cosa que no ha sucedido con la Bancaria, la cual resuelve, aunque se puede tardar o podamos no coincidir, al final del día resuelve, pero en el sector energético es un silencio absoluto», dijo.

«El concepto de regulador sectorial, al menos para energía, se crea a la mitad de los 90, y a partir de ahí empieza a conformarse la capacidad técnica, había gente que ya tenía un par de décadas trabajando para el regulador y por lo tanto tenía una experiencia única.

«El problema es que no se le dio la importancia que tiene y hoy es evidente que se le considera una oficina dependiente de la Sener y que opera como tal, es una oficina que depende de la política pública vigente, nada que ver con el concepto que se requiere de regulador especializado sectorial», apuntó Rosanety Barrios, experta del sector energético..

Se va experiencia
Entre eliminación de plazas y cambios de funcionarios, un alto porcentaje de personal con experiencia ha dejado de laborar en los órganos reguladores del Gobierno federal.

Institución Salidas*
CNBV 390
CRE 314
CNH 143
Consar 80

*Incluye plazas repuestas y plazas eliminadas
Fuente: INAI


Los comentarios están cerrados.