NTR TOROS / NTRZACATECAS.COM
NTR TOROS / NTRZACATECAS.COM

La inspiración llegó para Luis David en el tercer Festival Taurino por el 125 Aniversario de la Plaza de Toros San Marcos, tras una faena de empaque y clase ante el buen quinto del festejo del hierro de Cieneguilla, propiedad de Germán Mercado Lam.

“Hispano”, de 507 kilos, del hierro de Cieneguilla, aplaudido de salida por su correcta presentación; este toro ha correspondido en suerte a Ernesto Javier “El Calita”, que imprimió la variedad a su buen saludo capotero, jugando de buena manera los brazos para desgranar así la primera ovación. Brindis al respetable por parte del torero mexiquense que ha cuajado muletazos con mando en el comienzo de su trasteo.

“El Calita” logró someter al toro que buscaba huir; con esa cabeza fría que le caracteriza y firmó muletazos con auténtico sabor, con esa mano lenta que corre como si el tiempo se detuviera. Con los naturales, sí, acompañado con la cintura, trazo acompasado, con el toreo vertical que le caracteriza; cuánta clase aquilata este torero que sigue dando golpes de autoridad y levantando la mano para ganar un lugar de privilegio. Mató al tercer viaje. Palmas al toro en el arrastre.

Juan Pablo Sánchez, en torero con el capote, dibujando verónicas a “Campesino”, de 501 kilos, de Cieneguillla, al que toreó con doblones en el prólogo de su faena muleteril; el toro no resultó fácil ni con las condiciones idóneas para lucir en el trasteo, pero Juan Pablo supo llevarlo a buen puerto, con mando, sometiéndolo y así cuajando una labor donde el poder reinó.

El planteamiento de Sánchez, fue bueno y por ello, a pesar de que el toro buscó la cercanía de tablas, la muleta mandona rubricó con detalles de gran calidad. Estocada certera para cortar una oreja.

“Cuervo”, de 458 kilos, tercero de la tarde, para el queretano Juan Pablo Llaguno, que destacó al recrearse por navarras en el quite vistoso; el toro no ha tenido lucimiento y Llaguno se esforzó en todo momento.  Estocada habilidosa para escuchar palmas.

“Vencedor”, de 461 kilos, cuarto de la tarde, para Antonio Lomelín, de poco juego, con el que dibujó pasajes aislados en faena voluntariosa. Se volcó en la estocada. Palmas.

“Valenciano”, quinto de la tarde, para el hidrocálido Luis David Adame que toreó con cadencia y a ritmo por verónicas; con pases por alto comenzó su asentada labor, ante un toro que en el inicio mostró mejor condición, con más fijeza y transmisión.

Luis David corrió la mano diestra en series templadas, con ritmo, mando y esa profundidad, forjando también pases al natural, deletreados y con buena nota de su sello; las poncinas aparecieron también en el ruedo san marqueño, pero de la mano de un inspirado Luis David que mató de gran estocada para cortar las dos orejas. El toro fue premiado con arrastre lento.

“Pavichón”, de San Pablo, de 453 kilos, cierra plaza para Alejandro Lizama “El Papo”, que tuvo variedad con el capote y buscó el lucimiento con las banderillas; pasajes aislados en su faena de muleta y mató de gran estocada para tener petición que no fue concedida. Vuelta al ruedo.

 

Tercer Festival Taurino en la Plaza de Toros San Marcos

Cinco toros de Cieneguilla, de juego variado. Destacaron el quinto de arrastre lento y el sexto de San Pablo.

Ernesto Javier “El Calita”: palmas.

Juan Pablo Sánchez: oreja.

Antonio Lomelin: palmas.

Juan Pablo Llaguno: palmas.

Luis David: dos orejas.

Ángel Lizama “El Papo”: vuelta al ruedo.

Por los de Plata destacaron el picador Mauro Prado, que fue aplaudido, y  el banderillero Jhonatan Prado, que saludó en el tercio.


Los comentarios están cerrados.