CUQUIS HERNÁNDEZ / NTRZACATECAS.COM
CUQUIS HERNÁNDEZ / NTRZACATECAS.COM

JALPA.- Pertenecer al Consejo Regulador del Mezcal y que también tengan la Denominación de Origen debiera darle mayores beneficios a la empresa Mezcal Real de Jalpa, como obtener el apoyo del gobierno para difundir más el producto y, por consiguiente, expandir el mercado nacional, incluso internacional, pero es algo que no consiguen.

Dado que la empresa lucha por mantenerse en el mercado, incluso ampliar sus productos, lo que requiere es respaldo para obtener una mayor promoción y difusión de su mezcal, además de agentes de venta que abran mercado no sólo en México sino en Estados Unidos, donde lo ideal es que se llevara una cartera para mostrar los mezcales, no sólo Real de Jalpa, sino todos los que están en el negocio.

“Tener la denominación de origen debiera darnos esa posibilidad”, expresó la gerente de Real de Jalpa, María Teresa Rubio Murillo, y en esto tiene mucha injerencia tanto el Estado como la Federación, pero fue justamente ésta la que cerró los apoyos a las empresas, lamentó.

Ello provocó que la maquinaria de Real de Jalpa esté semiutilizada, ya que anualmente tan solo produce 30 por ciento de la capacidad del equipo, es decir, genera 300 mil litros de bebida propia, cuando puede producir hasta un millón de litros.

Sin embargo, para evitar que la maquinaria se deteriore por falta de uso, la empresa encontró en la maquila de otros productos como Kimo Sabe, de un empresario estadounidense y Don Ramón, de Jalisco, el respaldo para que el equipo funcione una buena parte del año.

Real de Jalpa comenzó sus operaciones desde 2007, una vez que obtuvieron la primera producción de agave que iniciaron en 2000.

Incluso, se preparó para que desde un principio su producto tuviera clase de exportación, lo que en efecto se logró antes que vender en México y ello fue por las trabas puestas por Hacienda “con una cosa y otra”, mientras Estados Unidos había aceptado bien el producto y había permitido sin mayor problema la exportación.

Si resumiera sus mayores problemas, la empresa afronta la falta de capacidad económica para contar con mayores agentes de ventas y, en segundo término, pero no menos importante, que el gobierno les apoyara en la difusión del mezcal zacatecano “porque mucha gente cree que sólo en Oaxaca se produce”, cuando Zacatecas tiene de igual forma la denominación de origen.

“La denominación es para que se difundiera más”, lamentó la gerente de Real de Jalpa, al expresar que la empresa puede producir hasta 5 mil litros por día, pero producen 300 mil litros anuales de un millón tan solo de sus marcas; con la maquila, este año, en la última etapa de trabajo, llegaron a 50 por ciento de producción.

Informó que pronto comenzará otra temporada de trabajo para producir la maquila en la que esperan ampliar su capacidad.

Y aunque sí les afectó la pandemia, dijo Teresa Rubio, ya desde antes se habían suspendido las invitaciones a las ferias por parte de la Secretaría de Economía que les ofrecía stands “y en cierta manera nos apoyaba; ahora eso se acabó totalmente […]el apoyo para los empresarios por parte del gobierno, se dejó de hacer por parte del gobierno federal” a pesar de que era un escaparate para la promoción de sus productos, “pero ya nos limitaron demasiado”, reiteró.

Medallas y nuevos productos

La clave de éxito para Real de Jalpa es que el propietario apostó a seguir cultivando el agave azul, cuando muchos determinaron reducir su producción, lo que permitió mantenerse y no venirse abajo como les ocurrió a muchas empresas.

En tiempos de la gobernadora Amalia García, detalló la gerente de Real de Jalpa, María Teresa Rubio Murillo, había alrededor de 28 empresas de las que solo subsiste Real de Jalpa, que es una Sociedad de Producción Rural SPR de RL en el que participan seis socios, de cuyo presidente es Everardo Macías, que le apostaron a diversificar su producto, pues además del Real de Jalpa, produjo Don Antonio Aguilar, que es uno de los favoritos por lo que representa el personaje.

“Y el Aztecali que va muy bien, va posicionándose”; de éste se tienen variedades como el cristalino, el añejo y reposado, así como La Esclava que también gana mercado.

Sin embargo, no se quedan ahí, sino que, por su calidad, estos productos ya les hicieron merecedores de medallas de oro.

En cuanto a las temporadas laborales, la gerente explicó que trabajan aproximadamente dos veces al año o tres; actualmente están por comenzar una racha de trabajo constante que podría durar el medio año, debido a que comenzarán la maquila de Kimo Sabe y Don Ramón.

Respecto de su propio agave, explicó que son 200 hectáreas de agave azul que alcanzan una madurez cada siete años y sus productos propios se exportan principalmente a Estados Unidos y Canadá y hace tres años hicieron un único embarque a Japón, pero insisten en abrir carteras de nuevos clientes.

Explicó que de producto propio se envían tráilers a los vecinos países desde un a 10 pallets o tarimas con alrededor de 80 a 120 cajas de seis o hasta 12 piezas, lo que significa una exportación de 20 por ciento de lo que en total se produce.

En cuanto al mercado local, los mezcales de Real de Jalpa “están bien posicionados” y empiezan a conocerse en Aguascalientes, Monterrey, Jalisco y México, pero, insistió Rubio Murillo, les falta mucha distribución y ayuda del gobierno para lograr la promoción.

La empresa que expende mezcal desde hace 13 años genera actualmente unos 15 empleos fijos e igual cantidad de temporales en buena bonanza mientras que en el campo son unos 30 empleados más de tiempo completo.


Los comentarios están cerrados.