LANDY VALLE / NTRZACATECAS.COM
LANDY VALLE / NTRZACATECAS.COM

ZACATECAS.- Fernanda Delgado, presidenta de la asociación Transformando Vidas, aseguró que la comunidad Lésbica, gay, bisexual, trans, inter, queer (LGBTIQ+) de Zacatecas no le debe «ni las gracias» a los integrantes de la LXIII (63) Legislatura ante la tipificación de los crímenes de odio y de las terapias de conversión, pues es su trabajo armonizar las normas locales con las resoluciones en materia de derechos humanos que se avalaron desde la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN).

“Las gracias no les vamos a dar, porque al final del día es su chamba y tienen que adecuar las leyes a todos los avances y necesidades de la sociedad”, aseguró.

La activista por los derechos trans y LGBTIQ+ consideró tardía la acción de tipificar los crímenes de odio, ya que los trabajos se iniciaron desde hace dos años con la presidenta de la Comisión de Justicia, Navidad Rayas Ochoa.

“Qué bien que salió en sentido positivo, qué bien que ya es un hecho, pero que mal que estén condicionando, ya que no se aprobó la reforma para reconocer la identidad de género en Zacatecas”, dijo.

Expuso que el hecho de que no quieran que las personas trans tengan su acta primigenia, hace que el mismo estado obligue a estas personas a cometer un delito por tener una doble identidad: “ellos tienen materia para arreglar esto, pero no quieren, no hay voluntad y eso repercute negativamente en la vida de muchas personas”.

Por lo que señaló directamente a la legisladora Susana Rodríguez Márquez de ser la causante de que en la entidad no se pudiera hacer esta reforma para reconocer los derechos de las personas trans, “fue una grosería, un acto arbitrario que demuestra que los políticos pueden hacer lo que les venga en gana con los derechos de las personas, con sus necesidades. Es imperdonable lo que hizo esta legisladora al sabotear la iniciativa”.


Los comentarios están cerrados.