EL FINANCIERO
EL FINANCIERO

A mitad de camino, a mitad de su sexenio y a seis días de presentar su Tercer Informe de Gobierno, el presidente Andrés Manuel López Obrador realizó el 13° cambio dentro de su gabinete legal y ampliado, y dejó en libertad a Olga Sánchez Cordero, para dejar la Secretaría de Gobernación y volver al Senado.

Para el relevo en la dependencia, el mandatario llamó a Adán Augusto López, quien para ello abandona el cargo de gobernador de Tabasco.

“Cuando la invité a participar en esta transformación, me dijo que su sueño era llegar al Senado, y por eso la propusimos; pero yo la invité porque quería dejar el antecedente de que una mujer podía ocupar por primera vez ese cargo: secretaria de Gobernación”, señaló el mandatario.

“Me ha ayudado mucho, mucho, mucho, mucho. La estimo, ha sido leal, ha estado con nosotros en este compromiso que tenemos de lograr una sociedad mejor y transformar a nuestro país, pero ahora, A mitad del camino, así se llama mi nuevo libro, ella me dice: ‘Quiero reincorporarme al Senado, quiero estar en el Senado’, y ha quedado ella en libertad, y yo le agradezco mucho”, expresó el jefe del Ejecutivo a través de un mensaje en redes sociales, y luego de que la ministra en retiro informó, mediante una carta, su reincorporación al Senado.

El Presidente resaltó que su trayectoria como funcionaria pública es más que conocida, por lo que optó por despedirla con halagos. “Mujer ejemplar, íntegra, honesta, con principios, con ideales”, subrayó.

En el clip, mirándolo a los ojos, la otrora encargada de la política interior le agradeció “infinitamente” la oportunidad y refrendó su compromiso con la cuarta transformación.

“En esa secretaría aprendí mucho, fueron tiempos intensos porque así también es la gran transformación que usted encabeza para nuestro país, con la cual, señor Presidente, estoy comprometida y, desde el Senado, señor Presidente, continuaré desde el ámbito legislativo, consolidando este proyecto”, comentó.

A la vez, Olga le regresó los halagos: “Es un hombre íntegro, honesto, bueno de justicia social”.

Sánchez Cordero salió casi a las tres de la tarde, apenas minutos después de la emisión del video, a bordo de su camioneta, por el estacionamiento de Palacio Nacional; rechazó bajar el vidrio de ésta para dar declaraciones a la prensa.

La funcionaria ya tenía listo su pase de vuelta a su escaño del Senado. En un oficio fechado ayer mismo, la exministra solicitó formalmente su reingreso como senadora.

Apenas se conoció su salida de la secretaría, Sánchez Cordero comunicó su decisión al presidente de la Mesa Directiva del Senado, Eduardo Ramírez, de Morena.

En el documento, la senadora con licencia desde diciembre de 2018 le indicó a Ramírez: “Me dirijo a usted para hacerle conocer mi determinación de reincorporarme”.

En tanto, colaboradores de Gobernación revelaron que la ministra fue llamada por el Presidente para operar, personalmente, las reformas pendientes en el Congreso.

Por la tarde, el coordinador de Morena en el Senado, Ricardo Monreal, anunció que las legisladoras morenistas y él mismo abrieron las puertas para que Sánchez Cordero presida la Mesa Directiva, “si ella así lo desea”. Para ello, informó que las cuatro senadoras que aspiraban a presidir la mesa declinaron. La decisión se dará a conocer este viernes.

Finalmente, por la noche, la senadora acudió a la Cámara baja y anunció que acepta y se propondrá para la Presidencia de la Mesa Directiva.

…Y Adán Augusto deja Tabasco para sustituirla

A poco más de un mes de que lo había etiquetado como candidateable para una secretaría de Estado, el presidente Andrés Manuel López Obrador eligió a Adán Augusto López, quien se desempeñaba como gobernador de Tabasco, como sustituto de Olga Sánchez Cordero.

“He invitado para que ocupe el cargo de secretario de Gobernación a mi paisano, amigo, mi compañero entrañable Adán Augusto López, gobernador de Tabasco”, señaló.

“Le pido a mis paisanos que se le permita a Adán venir a ayudarme para terminar de consolidar el proceso de transformación, consumar la transformación de México”, expresó el jefe del Ejecutivo en un video en sus redes sociales.

López Hernández arribó a las dos de la tarde de ayer a Palacio Nacional, cuando ya se rumoraba que él sería designado en el cargo. Volteó a ver a las cámaras de los medios de comunicación, pero ignoró la petición de declaración; a su salida, a los 50 minutos, su camioneta lo esperó justo frente a la puerta 8 del recinto para evitar que fuera grabado.

El nuevo integrante del gabinete legal federal agradeció la designación y se comprometió “a poner todo mi empeño, todo mi esfuerzo, todo mi tiempo para contribuir a consolidar la transformación del país”.

Su designación no resultó sorpresiva, pues en julio el Presidente destacó que tenía capacidades para estar en el gabinete.

“Adán es un cuadro, un profesional, un buen gobernante, una buena persona, un hombre íntegro, una gente honesta. Podría tener un buen desempeño en el gobierno federal, en una secretaría de Estado”, adelantó.

“Donde se necesitara, porque es trabajador, es responsable, es honesto, leal, tiene convicciones, ¿qué más?, pero está mejor aquí, en la república del chocolate”, expresó en una conferencia que encabezó en esa entidad el 12 de julio.

El nuevo secretario de Gobernación es hermano de Rosalinda López Hernández, administradora general de Auditoría Fiscal del SAT, quien, a su vez, es esposa de Rutilio Escandón, gobernador en Chiapas.

Comenzó su carrera política en el PRI, ha sido diputado local, federal y ha ocupado varios cargos en el gobierno estatal.

El tabasqueño agregó en el video que grabó con el Presidente, que regresaría a la entidad a solicitar licencia en el Congreso, en el que Morena tiene mayoría.

Según el artículo 37 de la Constitución de la entidad, el gobernador podrá pedir licencia y deberá ser aprobada por al menos dos terceras partes del total de diputados.

Ya por la noche, Augusto López informó que el domingo estará “en la gira del señor presidente”, en Tapachula, Chiapas.

Oposición lo ve como “ventana de diálogo”

El regreso de la exministra y ahora exsecretaria de Gobernación a su escaño y como presidenta del Senado fue bien recibido por dirigentes y legisladores de partidos de oposición, y por Morena y sus aliados.

El líder nacional del PAN, Marko Cortés, confió “que esto se aproveche como una oportunidad para que los partidos de oposición podamos dialogar de manera formal”.

La senadora de MC Patricia Mercado aseguró que “me entusiasma que mi querida Olga regrese al Senado, y si es como presidenta de la Mesa Directiva, aún mejor”.

El diputado morenista Porfirio Muñoz Ledo sostuvo que a Sánchez Cordero no la destituyeron, ella renunció, porque “Olga hacía un gran esfuerzo, ha sido un gran aval del régimen, pero no puede estar de acuerdo en algunas cosas, es una característica de ella, no estorba, prefiere retirarse”.

Con información de Diana Benítez.


Los comentarios están cerrados.