CUQUIS HERNÁNDEZ | NTRZACATECAS.COM
CUQUIS HERNÁNDEZ | NTRZACATECAS.COM

SOMBRERETE. El presidente municipal electo para un segundo periodo, Manuel Alan Murillo Murillo, reconoció que ante los recortes del gobierno federal y la incertidumbre del fideicomiso del Fondo Minero, no pudo concretar tres proyectos que juntos costaban más de 50 millones de pesos.

Explicó que se trata de la reconstrucción del colector de aguas residuales del arroyo El Diezmo, que en años anteriores se hizo, pero quedó en malas condiciones, además de la rehabilitación del tramo carretero Libramiento a Chalchihuites y la modernización de otros tramos carreteros.

El presidente municipal, el fin de semana participó en la instalación del Comité de Entrega-Recepción junto con el alcalde sustituto Ramsés Ríos y afirmó que se entregarán buenas cuentas a la ciudadanía, ya que la Auditoría Superior del Estado (ASE) hizo observaciones mínimas, “no graves ni de procesos (legales)”.

Ante los inconvenientes, que también tuvieron que ver con la pandemia, dijo que espera cumplir estos tres proyectos durante los próximos tres años: “ya estamos trabajando en buscar una fuente de financiamiento, ya que es de los propósitos por los próximos tres años”.

Mencionó que se conjuntaron muchas cosas, ya que no haber conseguido recurso estatal fue porque el gobierno de Alejandro Tello se enfrentaba a un gobierno federal de transición, diferente, luego vinieron los recortes, lo que dejó sin posibilidades de hacer mucho, incluso aseguró que ya las obras que él propuso, estaban preaprobadas por el fideicomiso, pero nada pasó.

En cuanto a la transición, el alcalde dijo que ya no volvió a la presidencia, debido a que cuando pidió licencia, incluso, se tuvo que buscar un presidente sustituto, se tuvo que ir a la votación, por ello no era conveniente regresar; además, en aras de cumplir y “cubrir un hueco muy grande” para la administración que casi comienza, optó por irse a descansar para llegar con la mejor disposición “y lo menos cansado posible”.

Además, dijo que Ramsés Ríos y parte de su administración hicieron un buen trabajo, sacaron los pendientes de la mejor manera para que Sombrerete fuera caminando bien, con lo que se logró que sea de los municipios que esté cumpliendo al 100 por ciento con la transparencia, “qué quiere decir, que no tenemos nada que esconder”, sino que, afirmó, deja y recibe una administración limpia.


Los comentarios están cerrados.