Luis Ernesto Olvera Rosas
Luis Ernesto Olvera Rosas

Tres años y una nueva gubernatura

 

Continuaremos en dos semanas el tema de energéticos, que intento analizar los alcances (con datos) de cada fuente de energía y su futuro, de acuerdo con sus capacidades y eficacia, porque no hay ninguna que resulte única para la demanda de consumo en el mundo.

¿Qué viene en gobernanza, estatal y nacional?

La mitad de sexenio. En un México que no estaba acostumbrado a una presidencia con un sistema de comunicación directa con el titular del ejecutivo, ha causado interés en una gran parte de la población por conocer lo sucedido en el país, desde la óptica de lo dicho por el mandatario.

La reacción del presidente es constante, denunciando a ciertos medios y a periodistas, cuyo enfoque es diferentes a las políticas nacionales. Debemos considerar que no está en juego la libertad de expresión. Preferible, conocer los puntos de vista de todos, para hacernos de un análisis cercano a nuestros propios conocimientos de la situación social que vivimos, que la anacrónica relación del pasado con el poder fáctico de un reducido grupo de medios, principalmente de televisión abierta.

Asimismo, se observa que no hay ese distanciamiento entre la clase empresarial y el proyecto de crecimiento del gobierno federal que han intentado vender a la sociedad asociaciones empresariales.

Cifras lo demuestran y los actos en recomponer fallas o errores.

Vayan unos hechos:

La economía mundial, en un 2020 cayó en la eurozona -7.5%, en el mundo -4.2%, en México -9.2%, cercana a la de Francia e Italia que fue también de -9%. El cierre de actividades industriales, del campo y de servicios, ha sido considerada mayor que la depresión de 1929 que afectó a todo el mundo, principalmente la industria pesada y la industria de la construcción detenida casi en su totalidad, tardó en aquellos años, más de un año en empezar a recuperarse.

La recuperación económica en México, parece va mejorando, datos del INGEI, indican que la inversión fija bruta con el año anterior en México fue del 42% mayor. La inversión extranjera directa captada en el último trimestre con datos de la Secretaría de Economía (SE), fue de 18 mil 433.5 millones de dólares, el monto más alto desde 2013.

¿Acaso, los inversionistas extranjeros comprenden mejor, que se acabaron las situaciones irregulares en la recaudación fiscal, sin políticos que querían prebendas para permitir la inversión?

En lo que respecta a la relación con empresarios –que seguiremos comentando– con Slim, ha habido comprensión en los cambios de políticas con inversiones en infraestructura, como sucedió en la construcción del aeropuerto Felipe Ángeles. Añadamos la posición tomada con el colapso de la línea 12 del Metro, que dejó un saldo de 26 personas fallecidas y varias decenas de heridos, cuando los dictámenes preliminares de la empresa noruega DNV, señalan una serie de deficiencias en su construcción, que empresas del mismo empresario estuvieron a cargo.

Se mencionó que Slim, aceptó realizar la rehabilitación sin costo de esa parte de la línea del Metro.

Como mencionaba, respecto al Aeropuerto Felipe Ángeles, cementeras mexicanas y extranjeras establecidas en el país como Cemex, Fortaleza, Moctezuma, Holcim y Cruz Azul, están de plácemes por los volúmenes que se ocuparán no sólo para el aeropuerto, sino también para la planta refinadora de petróleo de Dos Bocas en Villahermosa, Tabasco y los trenes Maya y Transístmico.

Qué sucedió con la fabricación de los rieles, cuyo volumen es de 179,982.68 toneladas métricas, al tener que ser adquiridos en Estados Unidos y China ¿acaso la capacidad y la tecnología de la industria del hierro en México no está al nivel de la exigencia en la elaboración de los rieles?

Los trenes y vagones del Tren Maya serán construidos en México por el consorcio Bombardier-Alstom, en las plantas de la empresa ubicadas en Ciudad Sahagún, Hidalgo, esa que fue conocida como Constructora Nacional de Carros de Ferrocarril S.A. de C.V., descentralizadas del gobierno en 1992, contratando aquella cauda de trabajadores y profesionistas especializados.

Minería en Zacatecas. Con el trasnochado impuesto ambiental a las empresas, que no fue otro que darle un retoque a los señalado en la Ley ambiental federal, respecto a los impuestos que pueden recaudar las entidades federativas.

Tello deja con mal sabor de boca a las empresas estatales, principalmente con dedicatoria a las mineras, aconsejado por sus funcionarios de aquel entonces de la secretaria del Medio Ambiente y Agua (SAMA), de Finanzas (ahora alcalde electo del municipio de Zacatecas) y el delegado de SAMARNAT. La Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), fue la encargada de afinarla a los mandamientos legales federales.

Es claro, el proyecto de gobierno de David Monreal, tiene en cuenta que las capacidades de la minería pueden detonar empresas que permitan fortalecer la industrias proveedoras de insumos, no únicamente a las mineras, también pueden ser detonantes en la industria metal mecánica.

Además, falta el impulso a proyectos con minerales que pueden generar pequeñas y medianas empresas, privadas o comunales, esa ha sido una tarea pendiente.

Tanto ingenio, no muy pensado y un gobierno carente de análisis sobre proyectos productivos dan al traste con la confianza de los empresarios.


Nuestros lectores comentan