EN CAÍDA

El presidente López Obrador llegó a la mitad de su sexenio reprobado en Zacatecas. En la víspera del tercer Informe de Gobierno, Consulta Mitofsky difundió que el estado está entre los primeros lugares, pero de los peores números para la 4T: apenas cuatro de cada 10 le dan el visto bueno a AMLO. Y mire que estar casi 17 puntos abajo del promedio nacional (por las mismas que Aguascalientes y Guanajuato) dice más de lo que viene que de lo que ya pasó.

Para que se entienda: lejos estuvieron las elecciones de caer como anillo al dedo al mandatario, pues fue precisamente a partir de abril que se fue en picada. Las campañas le costaron al presidente uno, no, menos ¡siete puntos! de la aprobación entre los zacatecanos. Un bache que, a dos meses de distancia y a punto de que inicie el también guinda David Monreal, nomás no ha podido superar. ¡Amor con amor se paga!

 

MALGASTADOS

Mientras unos se despiden de la quincena, otros todavía ni la tienen y ya hasta se la gastaron. Caras largas se vieron en Ciudad Administrativa al recordar que éste fue el último cheque para los del quinquenio del góber Alejandro Tello. Así, unos lloraron al hueso y otros no dejaron, dicen, ni el tuétano en donde les tocó.

Los que están felices, felices, felices son los que hoy ponen pie en San Lázaro, pues se van a someter a una rigurosa dieta de casi 150 mil pesitos mensuales. ¡No se vayan a atragantar! Eso explica, comentan las víboras, cuánto sufrieron la derrota los que no lograron repetir, como la verde Lyndiana Bugarín y el guinda a conveniencias Samuel Herrera. ¡Lástima!

Pero quien esté libre de vulgar ambición, que se aplique el primer recorte de salario. No son pocos, cuentan los chismosos, que ya afilan el colmillo acoplados en la Cuarta Transformación en Zacatecas.

 

EN FUGA

Que los morenos sacaron el cobre y los sindicatos los paros. En un intenso operativo, como para balacera en Guadalupe, los diputados guindas cercaron el Congreso del Estado para apurar los trabajos de la atropellada reforma al Issstezac.

Tras la foto de la indignación con AMLO negado a la CNTE, la bancada neoficialista, encabezada por Chuy Padilla y amigos, quiso ahorrarse la de pasar entre los inconformes y cercó el Palacio Legislativo. Aplicaron la irse a sesionar al museo Felguérez y en una de ésas, para la aprobación, veremos a los de Morena igual que los del PRI de Alonso en 2015, en el Palacio de Justicia.

Del lado de los ahora opositores, fueron varios que dijeron que no les avisaron del cambio de sede ni del dictamen a presentar. Pero, como adelantaron los venenosos, nada que con un poquito de primor se pueda arreglar.


Los comentarios están cerrados.