KAREN CALDERÓN / NTRZACATECAS.COM
KAREN CALDERÓN / NTRZACATECAS.COM

ZACATECAS.- Después de que autoridades universitarias realizarán la firma del Convenio por una Universidad Segura, integrantes de Mujeres de la Comunidad Universitaria mostraron su inconformidad con dicho anuncio, ya que aseguraron que no se trabaja para la eliminación de la violencia de género, específicamente la sexual, en sus tipos de acoso y hostigamiento.

Verónica Aguilar Vázquez, integrante del grupo de acompañamiento a mujeres de la comunidad universitaria, declaró que la postura de las mujeres universitarias ante esta acción es que se trata de “una simulación, más que una verdadera voluntad para atender la violencia que se vive dentro de la universidad”.

Destacó que se han hecho solicitudes a la actual administración universitaria, como a la a anterior, para la realización de un foro de discusión, donde se “escucharán diferentes voces, porque somos diferentes colectivos de docentes que apoyamos a las estudiantes y que no se nos ha dado voz para recaudar todas estas experiencias que estamos construyendo para la formación de rutas de atención”.

Sin embargo, el tema más preocupante para este grupo de universitarias es que dentro de la propuestas que se dieron a conocer en el evento de firma de compromiso “no se establecen rutas de atención que puedan siquiera deslumbrar la atención de violencia, que permitan prevenir y sancionar”.

Afirmó que, contrario a esto, lo que están presentando las autoridades universitarias es una “mezcolanza” de diversos tipos de violencia, los cuales deben ser atendidos de una forma diferente, de acuerdo con su naturaleza.

Otra de las preocupaciones es la duplicidad de funciones entre las instancias ya creadas para la atención de violencia con la creación de un nuevo comité de igualdad, la cual no puede ser autoridad y sancionador al mismo tiempo.

Además de que ya se cuenta con instancias sancionadoras como la defensoría universitaria, que debe ser reforzada, “lo que pedimos es que dentro de la defensoría se cree una unidad especializada para atender violencia de género y violencia sexual en sus tipos de acoso y hostigamiento”, donde la autoridad sancionadora sea el consejo universitario.

Aguilar Vázquez adelantó que se tiene previsto hacer un reglamento de violencia, en el que se pretende grabar el tipo de violencia en leve, media o grave y muy grave, donde las última son tentativa de violación o violación, los cuales son delitos que merecen tratamiento con denuncia penal y no como una falta administrativa.

Afirmó que hasta el momento lo único que se ha hecho en la universidad es cuestionar el “dicho de las denunciantes y proteger a los agresores siempre con el argumento de que se quiere dañar su trayectoria, entonces se trabaja con juicios y perjuicios y no se resuelve en la medida de garantizar los derechos de las denunciantes”.

De igual manera, refirió que los participantes en dicho convenio tienen “conductas cuestionables”, como el director de la Unidad de Veterinaria, quien tiene una denuncia pública por hostigamiento sexual y acoso laboral; asimismo, a la directora de Medicina Humana se le hizo la solicitud para realizar un protocolo de seguridad a las estudiantes que hacen prácticas en comunidades rurales y hasta el momento no se tiene respuesta; finalmente, el rector, quien en “dos minutos hizo gala de violencias desacreditado el dicho de máxima veracidad, emitiendo una postura totalmente parcializada”.

Bajo este contexto afirmó que es “difícil creer en una declaratoria como ésta”.


Los comentarios están cerrados.