REDACCIÓN / NTRZACATECAS.COM
REDACCIÓN / NTRZACATECAS.COM

ZACATECAS.- El gobernador Alejandro Tello dejó en claro que, durante su mandato, no se dejó de pagar salarios ni aportaciones a los derechohabientes y pensionados del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado de Zacatecas (Issstezac).

Sin embargo, debido a su déficit financiero, durante casi dos años se elaboró y, recientemente, se envió al Congreso del Estado una iniciativa de reforma a la Ley del Issstezac para darle viabilidad, pero ésta debió ser consensuada con los sindicatos y los propios trabajadores, dándoles a conocer las implicaciones de la reforma y, de ninguna manera, imponiéndola con “albazos” legislativos.

“La reforma a la Ley del Issstezac debió platicarse con los sindicatos y trabajadores, no simplemente someterla a votación. Las reformas legislativas de este tipo implican desarrollar un amplio proceso de diálogo con todos los actores implicados y son los diputados quienes deben hacerlo antes de elaborar el dictamen”, manifestó.

El Gobernador Alejandro Tello afirmó que la Ley del Issstezac requiere fortalecerse con cambios urgentes, pero que ya no le compete lo que suceda al interior de la Legislatura, y aquí es donde faltaron sensibilidad, oficio político, las suficientes mesas de negociación y acercamiento con las partes.

Subrayó que, en su Gobierno, se analizaron todas las vertientes por el bien de las y los trabajadores, en búsqueda de que, “el día de mañana, tengan una pensión digna y que no estén en el limbo… y eso implica mayor responsabilidad para las partes, pero requería mucho diálogo, nunca la imposición”, reiteró.

La responsabilidad de Alejandro Tello se demostró, la semana pasada, al dar gobernabilidad al estado, ya que se optó por no publicar la convocatoria del periodo extraordinario de sesiones a fin de que no hubiera afectaciones a la ciudadanía en su libre tránsito ni en las actividades en las escuelas.

El mandatario estatal informó que, durante ésta y la anterior administración, se disminuyó en 364 el número de trabajadores directos del Issstezac, por lo que no son válidas las declaraciones sin sustento.

Por ello, el jefe del Ejecutivo estatal pidió que se hagan públicas las auditorías y se transparenten los montos de las pensiones, préstamos personales, así como ingresos, gastos y cuándo se adquirieron bienes inmuebles para la reserva técnica.

El gobernador Alejandro Tello afirmó que, en su administración, no hubo ninguna concesión y las decisiones fueron aprobadas por la Junta de Gobierno, y ante la nueva ley, que no debe imponerse, es justo y legítimo que los trabajadores emitan opiniones e inconformidades hasta encontrar un bien común.

Reiteró que se enteraron todas las cotizaciones y se pagaron las quincenas de manera puntual, por lo que no aceptará las acusaciones de índole político ni a la ligera; reiteró que el poner todas las posibilidades sobre la mesa y una iniciativa en el Congreso del Estado no significa un “albazo” ni una trampa.

“Como Gobernador pongo hechos sobre la mesa, consciente de que es una práctica la acusación fácil. Atrás de mí hay un equipo y una familia, y no voy a permitir difamaciones, calumnias, descalificaciones a la ligera, sin sustento, pasionales. Estoy dispuesto, con toda la voluntad, a sentarme a confrontar números e ideas para que prevalezca la verdad”, expresó.

Ante la falta de respaldo de la Secretaría de Hacienda y Crédito Pública (SHCP), el gobernador Alejandro Tello asentó que, si la Federación otorga los más de mil 500 millones de pesos por concepto del impuesto ecológico, ese recurso se destinaría al Issstezac para “fonderarlo”, para el mantenimiento de carreteras o escuelas, pero, lamentó, eso no sucedió para ninguno de estos rubros.


Los comentarios están cerrados.