ABRIL SOLÍS / NTRZACATECAS.COM
ABRIL SOLÍS / NTRZACATECAS.COM

La situación violenta de la Ermita de los Correa también ha afectado a las localidades conocidas como Las Santas Rosas, aunque hasta ahora no ha habido desplazamientos forzados, 50 por ciento de los pobladores determinó retirarse de forma voluntaria en busca de mejores condiciones de vida.

Las Santa Rosas comprenden cuatro localidades: El Colorado de Santa Rosa, Noria de Santa Rosa, Refugio de Santa Rosa y Santa Rosa. Éstas son cercanas a Valparaíso y a Ermita de los Correa, una región asediada por el crimen y donde la situación se ha agravado aún más.

En otras ocasiones, la Guardia Nacional (GN) y otras corporaciones de seguridad han desmantelado campamentos de grupos delictivos en las zonas cercanas a estas localidades. Incluso, los docentes no han podido regresar a las aulas derivado de los hechos violentos.

El alcalde Saúl Monreal Ávila aclaró que, aunque las personas no han sido obligadas a desplazarse, el miedo que padecen “es una realidad”.

Declaró que el problema ya es más grave porque allá están los campamentos de los grupos criminales y han habido enfrentamientos,  por lo que insistió en que el gobierno federal y estatal deben atender de manera urgente.

Afirmó que los habitantes temen por sus vidas y por la de sus familias. Además, estas comunidades, muy productivas en el campo y la pesca, están en riesgo de quedarse solas.

Monreal Ávila precisó que estos temas ya los había abordado en privado con las corporaciones de seguridad, pero consideró es momento de que se hagan públicos y refirió su esperanza en que la nueva administración estatal sí tome acciones para proteger a la ciudadanía.

Reprochó la ineficacia del Ejército y de la Guardia Nacional, ya que evaluó que no han cumplido con el propósito de proteger a la ciudadanía.


Nuestros lectores comentan