CUQUIS HERNÁNDEZ / NTRZACATECAS.COM
CUQUIS HERNÁNDEZ / NTRZACATECAS.COM

Mediante un comunicado, la Diócesis de Zacatecas lamentó “la completa orfandad” en que tienen las autoridades a los habitantes de Ermita de los Correa, luego de la ola de violencia que obligó a los pobladores a salir de la comunidad.

Las víctimas “experimentan la inseguridad, el miedo, el abandono de sus hogares y una completa orfandad por parte de quienes tienen la obligación de proteger sus vidas y cuidar sus bienes”, expuso el obispado.

Asimismo, externó su solidaridad para los afectados y reveló su preocupación por los hechos violentos que se registran en el estado, especialmente los ocurridas en comunidades jerezanas.

“De un modo especial preocupa el gran número de familias desplazadas, víctimas del dominio del crimen organizado que amenaza, extorsiona, secuestra y asesina sin piedad”.

La institución religiosa exhortó a los fieles a unirse en intenciones de solidaridad, sobre todo a los sacerdotes, a quienes pidió que incluyan estos designios en las celebraciones eucarísticas de los próximos días.

Además, anunció que, a través de la Comisión de Pastoral Social, se emprendieron acciones para beneficiar a las familias desplazadas; de igual manera, está coordinada con la organización Cáritas nacional y otras instituciones civiles, quienes multiplican los esfuerzos concretos.

“Desde que tuvimos noticia de los lamentables hechos se inició una campaña de recolección de alimentos no perecederos, cobijas, y colchonetas que se han hecho llegar a los afectados mediante las distintas parroquias de Jerez”, detalló.

Por último, se invitó a la población a apoyar, en medida de sus posibilidades, a los habitantes desplazados, con el fin de “hacerles más llevadero este momento de crisis”.


Los comentarios están cerrados.