AGENCIA REFORMA / NTRZACATECAS.COM
AGENCIA REFORMA / NTRZACATECAS.COM

CIUDAD DE MÉXICO.- La Suprema Corte de Justicia de la Nación reprobó las cláusulas de protección a la vida desde la concepción previstas, con distintas modalidades y alcances, en las Constituciones de 21 estados.

Por unanimidad, el Pleno de la Corte invalidó una porción de la Constitución de Sinaloa, que desde 2018, establece que «desde el momento en que un individuo es concebido, entra bajo la protección de la ley correspondiente, hasta su muerte».

Ocho de los 10 ministros determinaron, con algunos matices entre ellos, que este tipo de cláusulas, legisladas en los estados sobre todo en la década pasada, atentan contra los derechos reproductivos de las mujeres y buscan inhibir la práctica de toda clase de abortos, incluso aquellos resultado de violaciones o riesgos a la salud que sí están permitidos legalmente.

«La porción normativa impugnada sí tiene el propósito final y la potencia para comprometer o limitar el acceso de las personas a una debida protección de sus derechos humanos a la autonomía reproductiva, a la vida, a la no discriminación, la salud, la integridad personal y estaría destinada a disminuirlos, afectarlos o menoscabarlos», afirmó la Corte.

Es inadmisible, agregó, que se asigne idéntica protección al producto de la concepción y a las personas nacidas, pues todo el sistema legal está basado en los derechos y obligaciones de estas últimas.

«No corresponde a ninguna legislatura local ni a este Pleno definir con contundencia el origen de la vida humana», dijo el Ministro Alfredo Gutiérrez, autor del proyecto, al advertir que no hay consenso científico sobre el tema.

Gutiérrez enfatizó que el Estado debe enfocarse en asegurar la continuidad de los embarazos deseados, en garantizar la atención prenatal y los partos saludables, así como abatir la mortalidad materna.

Los Ministros Alberto Pérez Dayán y Yasmín Esquivel también votaron por la invalidez, pero solo porque los Estados carecen de competencia para establecer, en sus Constituciones, nuevos derechos humanos no previstos en la Constitución federal o tratados internacionales, o para definir por su cuenta cuándo empieza la vida.

Para estos ministros, la Corte ya no debió pronunciarse sobre otros temas, pues la competencia del órgano legislativo es de estudio preferente y basta para resolver el asunto.

La Corte ya había discutido este tema en 2011, cuando solo tuvo siete de los ocho votos necesarios para invalidar la reforma a la Constitución de Baja California.

Solo cuatro de los 11 ministros que participaron en ese debate siguen en el tribunal, y de la minoría que bloqueó la invalidez, solo Jorge Pardo se mantiene en funciones, pero no asistió a la Corte esta semana.

Ahora, según la nueva mayoría de Ministros, la cláusula de protección a la vida desde la concepción contribuye a construir un «imaginario social» adverso para el ejercicio de los derechos humanos de las mujeres y personas gestantes, pues fomenta la creencia sobre la incorrección ética del aborto y otras opciones reproductivas, desde un pensamiento único.

«La cláusula aumenta el estigma para quienes acuden a estos servicios de atención médica desde nociones y concepciones estereotípicas y discriminatorias sobre la frivolidad y maldad intrínseca de las mujeres; genera un falso temor en los profesionales de la salud, aun cuando las legislaciones penales no criminalicen ciertos abortos; provoca desigualdad en la provisión de los servicios de salud entre las propias mujeres, y orilla a las mujeres y a las personas gestantes a arriesgar su vida y su salud en abortos clandestinos y mal realizados, dada la confusión sobre los alcances jurídicos reales», agregó.

La Corte tiene pendiente discutir un proyecto que avala la objeción de conciencia del personal médico que no quiera practicar abortos.

Alcance limitado
El fallo de este jueves no tendrá el alcance nacional inmediato de la sentencia contra la penalización del aborto votada el martes pasado, misma que será obligatoria para todos los jueces del país que conozcan de alguna acusación por ese delito.

La invalidez decretada hoy anula una porción del artículo 4 Bis A de la Constitución de Sinaloa.

Las otras veinte seguirán vigentes en sus términos, que varían de entidad en entidad, pues en algunas sí se aclara que están permitidos ciertos tipos de abortos, e incluso hay estados como Veracruz e Hidalgo que protegen la vida desde la concepción, pero en 2021 despenalizaron la interrupción voluntaria del embarazo en las primeras 12 semanas.

Los jueces solo tendrán que aplicar el precedente de hoy si conocen de amparos contra estas Constituciones, sin que esté claro en qué escenarios podrían presentarse dichas demandas, dado que solo se prevé en abstracto un derecho a la vida desde la concepción, pero no sanciones o prohibiciones para personas concretas.


Los comentarios están cerrados.