CUQUIS HERNÁNDEZ / NTRZACATECAS.COM
CUQUIS HERNÁNDEZ / NTRZACATECAS.COM

JEREZ DE GARCÍA SALINAS. Un grupo de habitantes de Ermita de los Correa se manifestó en la presidencia municipal, hartos de la situación, tras haber encontrado saqueadas varias de sus casas y después del aparente homicidio de una persona.

Luego de que, el martes pasado, autoridades autorizaran caravanas de personas que acudieron a sacar pertenencias de la Ermita, algunos a llevar alimento a sus animales y otros más a trasladar su ganado hacia la cabecera municipal, este jueves acudieron ante el presidente municipal para denunciar ahora saqueos en sus propiedades.

En el patio de la presidencia fueron atendidos por el alcalde Antonio Aceves Sánchez; con el hartazgo reflejado en su exigir, una mujer, a voz en cuello gritó: “este problema empezó hace tiempo. Usted nos va a acompañar, usted nos va a ayudar”.

“Imagínese que yo, una pobre nopalera, vaya a saber a dónde tengo que ir a tocar puertas a México. Usted sí sabe, presidente, usted sí sabe a dónde tenemos que ir a tocar. Sí lo sabe, usted tiene la solución junto con todos nosotros, por eso estamos aquí, como comunidad, para solucionar las cosas, porque si nosotros pudiéramos solos no viniéramos con usted. Y si no [puede], denos un arma, pero como las que traen ellos… Denos armas, señor presidente”.

Los desplazados exigieron que también acudiera el alcalde entrante, Humberto Salazar, incluso dijeron que no se moverían de ahí hasta que llegara; aunque no se presentó, ya que supuestamente estaba fuera de Jerez.

Antes de iniciar esa reunión, el presidente hizo un recuento del diálogo que ha mantenido con los habitantes de Ermita de los Correa y afirmó que él mismo ha ido a buscarlos, los ha escuchado y ha platicado con muchas de las familias de ahí, pero también del Monte de los García, Villahermosa y Cieneguitas, que abandonaron sus hogares mucho antes que ellos.

Recordó que las tropas de seguridad ya están instaladas en el lugar y gracias a ello varias personas pudieron sacar 400 animales de la comunidad; sin embargo, aclaró que la parte que le toca al municipio está rebasada.

Los desplazados afirmaron que, en efecto, necesitan que gobierno federal los atienda, que se unan a su clamor senadores y diputados, “para ver si pueden hacer algo por nosotros”; de lo contrario, cuestionaron “qué clase de gobierno tenemos; ya les dimos nuestro voto y ahora nos abandonan”.

 

Ofrecen refuerzos

Más tarde se dio a conocer el acuerdo de reforzar la presencia de efectivos en la región de Ermita de los Correa, como resultado de una reunión con autoridades municipales y del Ejército Mexicano, así como con el secretario de Seguridad Pública, Arturo López Bazán.

En la reunión, encabezada además por el alcalde Antonio Aceves y el coronel Francisco Javier Moreno, comandante del 53 Batallón de Infantería, con sede en Tlaltenango, se les ofreció atender su demanda y este mismo jueves enviaron tres unidades más del ejército, así como efectivos de la Policía Estatal Preventiva (PEP).

El secretario Liborio Carrillo Castro informó que la reunión se realizó en el Auditorio Municipal y aclaró que no hubo algún reclamo por la ejecución de una persona, aunque reconoció que sí ocurrió el homicidio, pero hace varios días.

Afirmó que esta vez se trató de un tercer grupo de personas que no se habían acercado a la autoridad a pedir ayuda, por lo que, al igual que antes, se les dio la atención debida; reconoció que el reclamo principal de los manifestantes fue que realizaran más patrullajes sobre la sierra y los alrededores de la Ermita de Murillo y Rancho de Abajo y de Arriba, así como de las comunidades aledaña.

Foto Librado Tecpán


Los comentarios están cerrados.