EL FINANCIERO/NTRZACATECAS.COM
EL FINANCIERO/NTRZACATECAS.COM

La tercera ola de COVID-19 se esfumó en el país.

De acuerdo con la Secretaría de Salud, este domingo, al iniciar una nueva semana epidemiológica, la curva epidémica tuvo una reducción del 26 por ciento, con respecto a la semana previa.

Por lo tanto, la curva epidémica cumple seis semanas de ir a la baja, debido a que ha habido una reducción sostenida y acelerada en el ritmo de los contagios en el territorio nacional.

El pico de la presente oleada de contagios, fue a mediados de agosto, cuando hubo 124 mil 651 casos. La segunda ola, la cual se presentó en invierno pasado, tuvo su punto máximo en la primera semana de enero, cuando se registraron 112 mil 812 casos positivos estimados.

Dicha semana, asimismo, se tuvieron las cifras máximas de contagios y de muertes a causa de la enfermedad desde que la pandemia llegó a México.

De acuerdo con la Secretaría de Salud, el 18 de agosto se registraron 28 mil 953 nuevos contagios, lo cual es el nuevo máximo histórico de la pandemia en el país, así como 940 nuevas muertes, la mayor cifra en 4 meses.

Esta semana epidemiológica arranca con 64 mil 452 casos positivos estimados, es decir, que presentaron síntomas los últimos 14 días.

Las muertes por COVID-19 en México subieron a 275 mil 446, mientras que los casos confirmados ascendieron a 3 millones 632 mil 800 reportó este domingo la Secretaría de Salud.

La ocupación hospitalaria en territorio nacional de camas generales es de 35 por ciento, mientras que la de camas con ventilador es del 31 por ciento.

Foto Archivo


Los comentarios están cerrados.