REFORMA
REFORMA

El Presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró que se indagan las causas del incendio en la discoteca Baby’O de Acapulco, pero que aún no se puede atribuir al crimen organizado debido a que no hay pruebas.

Señaló que los medios quieren tratar el siniestro como un asunto de inseguridad.

«Hace falta más investigación, hay eso sí un gran despliegue publicitario sobre el caso porque resulta que se trata de una discoteca famosa a la que han asistido personalidades del mundo artístico, entonces por eso pues ha generado muchas atenciones», expuso en conferencia desde Cuernavaca, Morelos.

«Entonces es un incendio que no se puede atribuir a la delincuencia organizada sin pruebas, porque incluso el dueño habló de que nunca lo extorsionaron, sin embargo, eso es lo que quiere utilizarse en medios, como que es un asunto de inseguridad y de no pago de piso, como coloquialmente se le llama a la extorsión, pero hay que esperar».

El Mandatario precisó que el incendio ocurrió donde no pudo ser captado por las cámaras de seguridad del lugar.

«Llama a la atención de que el incendio ocurre no en la parte principal, en el frente, sino en la parte de atrás y en la parte de enfrente es donde están las cámaras, no es la parte de atrás», comentó.

«No hay nada claro todavía, no se puede decir cuál es el móvil».

Descartó que se vaya a incrementar el despliegue militar al Estado de Guerrero.

Benito Jiménez
Agencia Reforma


Los comentarios están cerrados.