FERNANDO QUIJAS/NTRZACATECAS.COM
FERNANDO QUIJAS/NTRZACATECAS.COM

Aunque para muchos padres de familia, las recientes movilizaciones por parte de los docentes del estado en exigencia del pago de sus quincenas provocaron un desbalance en cuanto a la educación de sus hijos, también coincidieron en que comprenden la lucha del magisterio por su derecho a obtener su salario.

Así lo expresaron a NTR Zacatecas durante un recorrido por las calles del Centro Histórico para conocer su opinión en cuanto a un posible rezago que estas movilizaciones hayan provocado entre los menores de los hogares zacatecanos.

Tal fue el caso de José Iván, padre de dos niños de 14 y 11 años, quien compartió que con el paro laboral de los docentes se “descompensó la rutina” que mantenían dentro de su hogar y que apenas se estaba retomando tras el regreso a clases presenciales.

“Apenas estaban con la rutina cuando ya otra vez empezó el paro de los maestros y pues los niños dejaron de tener tareas y de tener actividades en su escuela”, recordó.

Sin embargo, comentó que durante estos días instauró entre sus hijos el aprendizaje de computación básica para que pudieran aprovechar el tiempo obteniendo conocimientos prácticos que pudieran ayudarles en un futuro.

Sobre las manifestaciones, expuso que está de acuerdo en las movilizaciones de los docentes para exigir su sustento y el de sus familias. “Sí entiendo que deben llevar el pan a la casa, en eso estoy de acuerdo”, dijo.

Por su parte, Fabiola, madre de un pequeño de 7 años, consideró que fue difícil para los niños este paro por parte del magisterio zacatecano, ya que tuvo que recurrir nuevamente a los canales educativos de televisión abierta, porque “uno qué les puede enseñar, más que lo básico”.

Por lo anterior, se dijo estar satisfecha un posible regreso a clases luego de que las autoridades estatales anunciaran la liberación del pago a los docentes estatales “porque nos ayudamos nosotros y ellos también. ¿Verdad? A estar mejor ubicados todos”, dijo.

 

Foto Archivo


Los comentarios están cerrados.