SIN SOLUCIÓN

A muchos ha indignado ver a los del Issstezac haciendo de todo para sobrevivir, a 18 días sin pago de pensiones y jubilaciones, además de los trabajadores que de plano salieron a botear para alcanzar a cerrar semana, pues de la nómina no se sabe. Ni en los peores tiempos, dicen los afectados.

Por lo pronto, los sindicatos amagaron con que aquí nadie se levanta hasta que todos tengan su lana y los paros seguirán por todo Zacatecas, en escuelas, alcaldías y oficinas estatales.

El líder del SNTE 58, Óscar Castruita, ya acusó al gobierno del estado de incumplir aquello de que el fin de semana quedaría todo liquidado. Del anuncio a la cuenta, al parecer queda mucho por recorrer.

Y de nombramientos luego hablamos. Tan solo mencionar que el Conalep navega en banderas rojinegras sin que alguien lo voltee a ver. Ahora imagínese para decidir quién encabezará una bomba como el Issstezac.

 

A LA CUATROTÉ

Se les adelantó a todos los guindas recién llegados el alcalde de Jerez, José Humberto Salazar, quien este domingo anunció que en aquel Municipio recortarán los sueldos de todos los funcionarios, de jefes para arriba, hasta en 60 por ciento. Son tiempos de la austeridad.

En medio de la crisis del estado por la falta de recursos, el presidente municipal se puso la camiseta de la Cuarta Transformación para ahorrar y que eso se vaya, adelantó, para obra pública.

Entre tantos problemas, al Pueblo Mágico le urge impulsar la economía, sobre todo tras el paso del panista Antonio Aceves, quien cuentan en los pasillos del ayuntamiento se aventó puras charras durante su periodo. Malas herencias.

 

PERSEGUIDOS

Dicen los clásicos que la forma es fondo. Nomás que, como ya es característica de la nueva gobernanza, pues no hay trato. Así es que la amenaza en contra de los trabajadores de “confianza” está a flor de piel.

La sentencia por delante: se termina la relación laboral, pero si se atreven a regresar a su centro de trabajo, pues hasta responsabilidades les han de fincar. Al parecer, la tónica es hacerse de más enemigos políticos.

Claro, no les han pagado y la estrategia es ahorcarlos, después de batear las liquidaciones que, según el ex góber Tello (¿lo recuerdan?), había acordado con el propio David Monreal.

Los que aún permanecen, que también sienten la guadaña llegar, ya no ven la puerta. A decir de los venenosos, cualquiera se dice jefecito y trata con la punta del pie, todo con el consabido: “por indicaciones del gobernador”. ¿Lo habrán enterado?

 

LIMPIA A FONDO

Esperemos que la limpia en la nueva administración gubernamental vaya en serio. Nada de medias tintas y, mucho menos, simulación. Sobre todo, porque hay muchos lastres en la nómina gubernamental que no han hecho otra cosa que sangrar al erario. Ya son años.

Un caso son los llamados ¡dobleteros! Esos entes, seres obscuros, dejémoslo en sátrapas, que han succionado de las arcas, usando de escudo algún “medio de comunicación”, aunque sea de sexta división.

Han sido tan hábiles que algunos, siendo jefes o jefas de prensa en alguna dependencia, potencian al changarro de sus respectivos cónyuges. Todo para el vencedor y facturan cómodamente en beneficio familiar.

O los que también, trabajando en el gobierno, usan prestanombres para sus paginitas del Feis, a satisfacción de su peculio. De ahí que urge desterrar, de una vez por todas, a vividores y vividoras, por aquello de la política de género.

DE NOCHE

Como que sí se molestaron en las altas esferas gubernamentales por la soberbia actitud de la comisionada del Inai, Norma Julieta del Río, quien hasta salió de la policía de Seguridad Vial para defender su evento. Que de “detonante de la economía” la verdad es que poco dejó.

Tanto indignó la imagen negativa, su show mediático, que en Zacatecas se hizo vacío a la clausura de su intrascendente coloquio. Aquello igual terminó como soliloquio, ya que siempre ha sonado como solo y loco.

Como se recordará, la tal Julieta del Río, con esas ínfulas que le caracterizan como “primera comadre del estado”, ninguneó a los maestros y hasta amenazó a los líderes sindicales con aplicarles la ley de transparencia. ¡Uy!

De ahí que a la clausura de la Semana Nacional de Transparencia, desde Tlaxcala y boletinada en el estado, pasó de noche y nadie le dio jalón. Será porque donde manda generala, no gobierna la comadre.


Deja un comentario