YA QUIEREN

De a poco, pero desde la mismísima nueva gobernanza aseguran que ya mero habrá secretario pa’ todo. Cuentan los chismosos en los pasillos de la confundida Ciudad Administrativa que está listo el nombre para la Secretaría de Obras Públicas y suena el de Rodrigo Rivas Sánchez para llegar.

Al que se hace ya casi en el lugar se le recuerda como secretario de Obras y Servicios Públicos Municipales durante el trienio de Arnoldo Rodríguez.

Aunque por rumbos del Edificio F corría el rumor de que incluso hoy lo designarían, los había dudosos por la disputa que también da por el nombramiento el ex subsecretario Armando Germán Rayas. Otros, advierten, hasta habría un tercero en discordia.

CALLADITOS

Si algo ha llamado la atención es que, mientras el estado está de cabeza, los partidos políticos brillan por su ausencia. Hacen mutis, no hay postura ni a favor ni en contra de nada; en la política zacatecana, son unos convidados de sal.

¡Ah!, pero qué tal para recibir sus prerrogativas. Ya se frotan las manos porque, si los diputados dan luz verde a la propuesta del IEEZ, pues irán a parar a sus casas, perdón, a sus arcas, alrededor de 76 millones de pesos.

Las dirigencias partidistas sólo dejan correr el agua. No vayan a salir los dirigentes con que no dicen nada porque esperan un huesito en el gobierno estatal. No ha habido pronunciamiento alguno ante el movimiento magisterial, el retraso de pagos, apoyo a los jubilados, terrorismo laboral, violencia, aunque todos dicen que ven por el pueblo. ¡Dicen! ¿Y Morena?

SIN ACUERDOS

Los diputados nada que se ponen de acuerdo con respecto a las Comisiones Legislativas. Están enfrascados y, al parecer, nadie quiere dar su brazo a torcer. Han de saber que por Comisión, los miembros se llevan una lana más, ¡eh!, no crean que es por ver qué beneficia más al pueblo.

Hasta llama a risa que iniciativas van e iniciativas vienen y al término de la lectura salgan con que se turne a comisiones, “una vez que éstas se integren”. La verdad, de pena ajena. Luego entonces, al vacío las de punto de acuerdo.

O será que todo lo arrumbarán en las únicas dos comisiones que hay: CRI y CP, así como la de PPF. No hagan reír al respetable. Hasta ellos mismos no perdonan cuando alguna diputada de la mesa señala que se turna a tal o cual… nomás que haya.

LOS CUQUITOS

En la Legislatura local se respira felicidad, sobre todo, en los trabajadores, ya que por fin le dieron calle a Eduardo Rodríguez. Si como diputado les hizo ver su suerte, en las pocas horas que estuvo de secretario general les sacó canas verdes.

Un verdadero tormento fue lidiar con ese tipo, dicen los sufridos. Incluso, con las ínfulas que le caracterizan, Rodríguez fue quien en la legislatura anterior cerró la puerta a los medios de comunicación.

¡Habrase visto! Resultó ser émulo de Cuca Calderón, aquella aguerrida priista, amiguis de Arturo Romo que instituyó la ley mordaza en la Legislatura, ya que no podía ver a los representantes de los medios de comunicación ni en pintura. Fue cuando se determinó cero prensa en el pleno y, bueno, hasta la fecha. A lo que se ve, no faltan los Cuquitos.

CORTESÍAS

Así como cuando llega un director técnico a un equipo y el dueño ya le tiene defensas, porteros medios, sin siquiera conocerlos ni haberlos tratado y menos saber cómo se desempeñan en el campo, pues así llega Gaby Pinedo a la Secretaría General de Gobierno.

No hubo la más mínima cortesía política para con la nueva secretaria. Cuando la nombraron, ya tenía subsecretarios: ¿sabrá algo de Javier Reyes y Julia Olguín?, ¡lo dudamos! Al menos para aparentar, hubiesen matizado como que ella tuvo voz y voto.

Largo y sinuoso camino le espera a Pinedo Morales, porque tendrá que lidiar con personajes muy inquietos y sobre todo que consideran que merecían más, aunque sólo lo consideren en sus sueños.

¿Acaso creen que Julia se va a subordinar, cuando creía que el cargo era para ella? Al menos, Javier es veleta y puede fingir obediencia. Pues con esos “compañeros” tendrá que arar.


Deja un comentario