EL FINANCIERO/NTRZACATECAS.COM
EL FINANCIERO/NTRZACATECAS.COM

Hablar de salud mental es necesario a nivel global, es una de las áreas que no se suelen priorizar en la salud pública y además es un asunto rodeado de tabús y estigmas.

Desde el 2002, cada 10 de octubre se conmemora el Día Mundial de la Salud Mental, el cual nació como una iniciativa de la Federación Mundial para la Salud Mental (WFMH) con el apoyo de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Existe una creciente concientización sobre la importancia de la salud mental y en la última década hay cada vez más presencia del tema en diversas producciones. Te compartimos cinco series de streaming que desarrollan narrativas entorno al duelo, depresión y demás enfermedades.

After life

Esta serie de Netflix habla sobre vivir un duelo, un complejo proceso distinto para cada persona.

After life es una comedia dramática donde se cuenta la historia de Tony, interpretado por el cómico británico Ricky Gervais.

Tony es un periodista a quien le cambia la vida cuando su esposa fallece, pasa por varios momentos: la depresión lo lleva a considerar quitarse la vida, aunque lo desestima y decide adoptar una personalidad arisca para castigar a los demás.

Atypical

A través de cuatro temporadas, en esta serie de Netflix se relata la vida de Sam Gardner (Keir Gilchrist), un joven de 18 años que tiene un Trastorno del Espectro Autista (TEA). Sam busca independencia y hacer su vida, por lo que decide buscar una novia, aunque le resulta complicado por la poca aceptación social a las personas “diferentes”.

De acuerdo con la OMS, los TEA son un grupo de afecciones diversas que implican cierto grado de dificultad en la interacción social y la comunicación, así como patrones atípicos en el comportamiento, “las personas con TEA sufren estigmatización, discriminación y violaciones de los derechos humanos”.

Spinning out

Este drama se centra en la historia de Kat Baker (Kaya Scodelario), una patinadora olímpica busca el equilibrio entre el amor, la familia y la salud mental.

Después de sufrir una caída que pone en riesgo su carrera, Kat encuentra una oportunidad como patinadora en pareja con su compañero Justin Daves (Evan Roderick); sin embargo, trata de ocultar una enfermedad mental que tienen ella y su madre: trastorno bipolar.

Homeland

A través de ocho temporadas, en este thriller se cuenta la vida de Carrie (Claire Danes), una oficial de la CIA especializada en terrorismo yihadista que padece trastorno bipolar.

Carrie trata de realizar su trabajo pese a los tabús y mientras enfrenta síntomas como alucinaciones, decisiones impulsivas y problemas sociales.

De acuerdo con la OMS, el trastorno afectivo bipolar afecta a cerca de 45 millones de personas en todo el mundo. Se caracteriza por ciertos episodios maniacos o depresivos alternados por periodos de ánimo normal. Los medicamentos y el apoyo psicosocial ayudan a estabilizarlo.

Esta serie cuenta con 8 Emmy y se encuentra disponible en Star Plus.

BoJack Horseman

Esta es la historia de un caballo antropomórfico que fue un famoso actor en los 90 y tiempo después su fama se desvaneció. Se trata de un personaje que vive con depresión y cae un excesos de alcohol y drogas.

La OMS estima que esta enfermedad afecta a más de 300 millones de personas en el mundo, “es distinta de las variaciones habituales del estado de ánimo y de las respuestas emocionales breves a los problemas de la vida cotidiana. Puede convertirse en un problema de salud serio, especialmente cuando es de larga duración e intensidad moderada a grave, y puede causar gran sufrimiento y alterar las actividades laborales, escolares y familiares. En el peor de los casos puede llevar al suicidio”.

A través de la animación, BoJack Horseman muestra escenas realistas sobre la depresión y da pie para hablar del tema.


Los comentarios están cerrados.