REFORMA
REFORMA

El consumo de opioides entre adolescentes y el de mariguana entre jóvenes tuvieron un incremento de 18 y 21 por ciento, respectivamente, durante la pandemia de Covid-19, reveló el informe VoCes-19 realizado por Population Council.

En ambos grupos hubo un incremento en el consumo de alcohol de un 14 por ciento, añadió Isabel Vieitez, directora de la Oficina del Population Council en México, durante la presentación del estudio.

Además, advirtió, siete de cada 10 adolescentes y jóvenes experimentaron síntomas depresivos, un 62 por ciento presentó ansiedad, y las mujeres y la población no binaria es la más afectada.

Según la encuesta, casi la mitad de adolescentes y jóvenes ha sido víctima de algún tipo de violencia en su hogar y de ellos el 28 por ciento percibió recrudecimiento de la agresión durante la pandemia.

Los resultados presentados  revelan que un 43 por ciento de jóvenes reportó exposición a algún tipo de violencia, ya sea física, psicológica o sexual y la mayor afectación es en mujeres y población autodefinida como no binaria.

Un 28 por ciento, añadió Vieitez, aseguró que tras iniciar la pandemia hubo un recrudecimiento de la violencia y aumentó su gravedad y frecuencia, siendo mayor en población indígena o afromexicanas y en los niveles socioeconómicos más bajos.

Según la encuesta levantada entre 55 mil 692 adolescentes y jóvenes de 15 a 17 años en 2020, el 19 por ciento de la población estuvo expuesta a violencia sexual, y un 3.7 por ciento percibió un aumento en la gravedad o la frecuencia de conductas relacionadas con acoso y agresión sexual.

La encuesta revela que la mayor parte de los participantes estaban matriculados en la escuela al momento de ser cuestionados.

Pero un 42 por ciento de los adolescentes que abandonaron sus estudios aseguraron que la pandemia fue la principal razón.

Más de la mitad de los participantes que acudió a algún servicio de salud percibió que su acceso se vio afectado.

En la presentación de los resultados, el subsecretario de Salud,Hugo López-Gatell, advirtió que las juventudes tienen históricamente un reto complejo para ser escuchadas y verbalizar su sentir y su pensar a través de canales que suelen ser cerrados.

La información se recopiló entre noviembre de 2020 y febrero de 2021 a través de una encuesta en línea aplicada a adolescentes y jóvenes de todo el país.

Durante la primera etapa participaron 123 mil personas adolescentes y jóvenes concluyeron la encuesta.

Natalia Vitela Paredes
Agencia Reforma


Los comentarios están cerrados.