CLAUDIO MONTES DE OCA / NTRZACATECAS.COM
CLAUDIO MONTES DE OCA / NTRZACATECAS.COM

Gabriela Castañeda Miranda, doctora en ciencias por la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), expuso que en Zacatecas se ha detectado contaminación en el aire de la zona metropolitana Zacatecas – Guadalupe, particularmente donde hay pocos árboles, pues el aire no tiene adecuada circulación.

Puntualizó que la minería juega un papel importante para la presencia de metales en el aire que inhala la población, en especial cuando se está cerca de los jales, donde muchas veces no hay ni siquiera una alerta para no acercarse.

“Estas arenitas, muchos deportistas se van ahí porque es una zona donde trabajan fuerza, ahora sé lo dañino que es estar ahí, la gente ve que es como si fuera arenita de mar y necesitamos al menos colocar unos letreros que digan que estas partículas son tan pequeñitas que pueden provocar cáncer, no creo que se pueda remediar tan rápido, pero por lo menos advertir”, expuso.

Detalló que, en el caso de las oficinas, hospital general y al rededores podrían tener problemas de contaminación, no obstante, en el caso de Quantum Ciudad del Conocimiento, la presencia de mucha vegetación ha ayudado a mantener los niveles de contaminantes bajos.

La especialista expuso que los metales en el aire pueden representar riesgos significativos para la salud al ingresar por la nariz.

“Los metales ya no salen, simplemente se van acumulando. Imaginen cuántos hemos acumulado en nuestra vida, imagínese que está en una parada de autobuses esperando un camión, pasó uno que liberó miles de partículas que va a respirar, pero son de un tamaño tan diminuto que no se ven, se respiran y no salen de su cuerpo, entonces empieza a tener problemas con el corazón, pulmones y, sobre todo, lo más impactante son las imágenes del cerebro donde están alojados todos los metales y uno con el tiempo comienza a tener problemas de memoria”, expuso.

Puntualizó que la mejor vía para purificar al aire de las impurezas es con la plantación de árboles, sin embargo, lamentó que en las reforestaciones sólo 5 por ciento de las plantas sobreviven debido a la falta de seguimiento y cuidados.


Los comentarios están cerrados.