Ana Lilia González Moncada
Ana Lilia González Moncada

Las competencias digitales en el mercado laboral

 

La economía mundial ha sido objeto de una caída considerable en el nivel de empleos en los dos últimos años y, aunque se ha mostrado una ligera recuperación, es insuficiente para hacer frente a los estragos de la pandemia por coronavirus.

Según proyecciones del mes de junio del presente año de la Organización Mundial del Trabajo (OIT), el déficit de puestos laborales derivado de la crisis mundial llegará a los 75 millones en 2021 para luego reducirse a 23 millones en 2022. (OIT, 2021)

En medio de este panorama, el trabajo a distancia o teletrabajo basado en el uso de tecnologías de la información materializadas en plataformas y aplicaciones virtuales, adquirió mayor relevancia –puesto que no nació con la pandemia- implicando, además de la necesidad de contar en casa con una conexión a Internet eficiente y estable, así como equipo (computadoras, laptops, celulares inteligentes), disponer de otras destrezas por parte de las personas, esto es, competencias digitales.

La Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) define a las competencias digitales como aquellas “que facilitan el uso de los dispositivos digitales, las aplicaciones de la comunicación y las redes para acceder a la información y llevar a cabo una mejor gestión de éstas. Estas competencias permiten crear e intercambiar contenidos digitales, comunicar y colaborar, así como dar solución a los problemas con miras a alcanzar un desarrollo eficaz y creativo en la vida, el trabajo y las actividades sociales en general.” (UNESCO, 2018)

No se puede negar que transferir la oficina a la casa conlleva adaptación en muchos sentidos, no solamente relacionados con la adecuación de espacios para la actividad laboral y la improvisación de aulas escolares, sino también la adquisición de habilidades para hacer un uso adecuado, eficaz y en tiempo real de los dispositivos y plataformas virtuales que impidieron que la prestación de servicios, así como el desarrollo y entrega de productos para el consumo, se detuvieran ante las medidas sanitarias de distanciamiento social y confinamiento.

Si bien es cierto diversos perfiles profesionales ya  incluyen como parte de la formación académica las  competencias digitales, no es la generalidad, por lo cual miles de personas se vieron forzadas a aprender sobre la marcha cómo utilizar el Zoom o el Meet Google para llevar a cabo una reunión, atender a sus superiores y subordinados,  prestar servicios con la formalidad y prontitud requeridas en el plano real, cómo utilizar los artefactos para enviar evidencias de tareas o apoyar a sus hijos en las actividades escolares, reorganizando para ello recursos, tiempo y movimientos.

En un principio hubo errores que se hicieron públicos, circularon diversos videos, memes, grabaciones, capturas de pantalla, entre otros, a través de las redes sociales digitales mostrando estas incidencias, pero paulatinamente se van atenuando apoyados con la experiencia y las recomendaciones que diversas autoridades internacionales y nacionales han emitido para evitar  situaciones no deseadas en el uso de estas aplicaciones y dar acompañamiento para un mejor desempeño en los ambientes virtuales.

De igual forma, el marco legal se ha reformado incluyendo secciones que hacen alusión al teletrabajo, tal es el caso de la Ley Federal del Trabajo en México que fue adicionada en tal sentido y publicada en el Diario Oficial de la Federación el 11 de enero del 2021.

Hoy en la denominada post-pandemia, según la BBC News Mundo, las carreras y profesiones más demandadas en el planeta se relacionan con la salud, de tal manera que médicos, enfermeros, farmacéuticos, bioquímicos y personal de apoyo sanitario ocupan los primeros sitios, mientras que en el ámbito de la tecnología ante el auge del comercio electrónico: desarrolladores web,  programadores, ingenieros de datos, analistas de validación, ingenieros de aprendizaje automático, arquitectos de datos, expertos en marketing digital, directores o coordinadores de comercio electrónico, representantes de servicio al cliente, generadores de contenidos digitales, especialistas en desarrollo empresarial y agentes inmobiliarios son los más cotizados y difíciles de cubrir (BBC, 2021)

Lo anterior da cuenta de que, invariablemente del perfil profesional que se posea, es indispensable se complemente con formación que incluya competencias digitales que brinden posibilidades de empleo en los sectores con mayor dinamismo económico.


Nuestros lectores comentan

  1. Luis Manuel Gallardo Pérez

    Excelente información, que nos abre un panorama global e innovador, acerca de la necesidad de trabajar, desarrollar y competir, en esta nueva firma de vida, mis felicitaciones a la Doctora

    Responder
  2. Ma de la Luz Avila

    Un artículo que con un lenguaje muy sencilla da a conocer la importancia en la adquisición de habilidades digitales. Continuaré leyendo esta columna, sin duda.

    Responder
  3. Si bien es parte de La modernidad y el desarrollo aún hay muchas deficiencias en el ámbito urbano, no se diga en el rural. Dónde Ka tarea de Historia parece más examen de informática o TICs, no se diga iba transferencia bancaria o una reunión a distancia, aún hay mucho que aprender al respecto aunado al coque generacional, dónde la juventud tiene algunas ventajas, esperemos aprender de Ka pandemia y tener una muy buena post pandemia

    Saludos

    Responder
  4. Oswaldo González Moncada

    Como siempre un análisis muy completo e integral del tema muchas felicidades y que sigan los éxitos. Esperemos el próximo, saludos.

    Responder
  5. Es impresionante el desarrollo tecnológico que nos ha tocado vivir a quienes estamos en los 30 y tantos, ver desde la carga del sistema operativo y programas en las computadoras, luego la llegada de la telefonía celular y su masificación, el juego desde la consola Atari, etc. En el ámbito laboral además de las comunicaciones por los medios por demás utilizados e invasivos en todos los ámbitos, tenemos la parte profesional, en cada área del conocimiento sus respectivas novedades; hablando desde mi perfil de profesión, iniciamos con autocad versión 10, posteriormente vino una versión 12 más actualizada a un preambiente windows; ya luego se vino aproximando más al mismo; luego de algunos años de no entrar en ese ámbito del Cad ahora me doy cuenta que existe un Revit, que los levantamientos de Topografía ahora los drones hacen mucho de ese trabajo. Necesario dar seguimiento buscando esos nuevos conocimientos y actualizaciones. Tuve un catedráticos a nivel universitario, el ingeniero a su edad de casi 70 años tomaba curso precisamente de autocad para mantenerse actualizado. Nunca dejemos ese espíritu de querer saber más.

    Responder
  6. Eduardo Francisco Ríos Martínez

    Certera y consista, Dra la felicito y se que es Ud una Gran Mujer y Profesional. Saludos cordiales y gracias por su Amistad

    Responder
  7. Dra. Ana Lilia, muchísimas felicidades!! Reconozco una vez más su profesionalismo en todo lo que hace. Excelente información. Muy analítica y puntual. Estoy atenta al próximo

    Responder
  8. Dra. Ana Lilia, muchísimas felicidades!!
    Usted siempre tan profesional en todo lo que hace. Excelente información. Muy analítica y puntual.
    Estoy al pendiente del próximo

    Responder

Deja un comentario