AHÍ LES HABLAN

De pena ajena dicen que se vio la exhibida que le dio el gobernador de San Luis Potosí, Ricardo Gallardo, a las autoridades de Zacatecas. El vecino reclamó que a ver si desde acá también se ocupan de entrarle contra la delincuencia, que porque allá, aseguró, le están poniendo “con huevos”.

Por eso presumió los resultados que obtuvieron en el mega operativo en Villa de Cos, donde reclamó que los potosinos, además de avisarnos en qué andaban (porque acá no hubo información), le hicieron la chamba a los zacatecanos. ¡Qué fuerte!

Y mire que el del Verde es amigo de la nueva gobernanza, pues hasta acudió a la toma de protesta del góber David Monreal, y viceversa. Eso sí, el conocido como El Pollo reconoció que Monreal Ávila es una “excelente persona”, así que a ver a quién le cae el saco en la Mesa para la Construcción de la Paz.

 

ATORADOS

Por más que jura el diputado Xerardo Ramírez que los nombramientos salen sobrando hasta para el  gobernador (no le ayude, compa), ni los maestros ni los médicos opinan los mismo, pues por la falta de cabezas ya se traen un desgarriate en Educación y en Salud.

Cuando la nueva gobernanza creía ver el final de las protestas, una nueva se dio en la SEZ, donde los docentes afectados por el atorón en sus procesos de promoción exigieron que alguien ponga orden. Hay escuelas sin pies ni cabeza, ¡y todavía en pandemia por COVID!

Mientras, la dirigente del SNTSA, Norma Castorena, recordó que no solo de titulares viven las dependencias, pues a falta de directores, jefes y así, en cadenita, los hospitales andan sin gestiones. ¡Y en tiempos de la 4T! Parece que al secretario Oswaldo Pinedo ya se le hizo bolas su encargo con el líder sindical del IMSS.

 

¿NADA PARA ACÁ?

El petista Alfredo Femat se la ganó a sus vecinos de curul y fue el primero de los diputados federales zacatecanos en ponerle palabras precisas a las solicitudes al gobierno de México: queremos el mismo trato que se le está dando a Michoacán. Así de claro y nada más.

Y cómo no, si ya lo decían las serpientes: para allá nómina, seguridad y hasta carreteras, y en Zacatecas ¿qué nos va a tocar?, porque todavía faltan varias quincenas para acabar el año y en la Cuarta Transformación no se ven con prisa. ¿No que primero los pobres?

En tanto, la senadora Soledad Luévano y la diputada Bennelly Hernández ya llegaron al despacho de  Delfina Gómez, titular de la SEP y amigaza de Luévano Cantú, según aseguró la legisladora. Por lo pronto, como resultado tenemos que a las de Morena les darán otra cita. Como ir al seguro social…

 

TODAVÍA DEBEN

Dicen que, si en México se aplicara la Ley, la mitad estaría en el bote. Nomás echar un vistazo al Código Penal de Zacatecas: letra muerta. De ahí que llama la atención que los dirigentes sindicales del magisterio y del SUTSEMOP no le den una repasada. ¿No tendrán asesores jurídicos o les conviene la táctica dilatoria?

Baste ver el Capítulo II, de Delitos contra el Trabajo y la Previsión Social, en su artículo 353: incurre en responsabilidad penal quien retrase el pago de salarios por más de diez días. ¡Tan, tan!

Nos quedamos esperando las acciones legales con las que amagó el SNTE 58 y por las que ya hasta se había escondido Ricardo Olivares, el de la Sefin.

Por lo pronto, a los de confianza ya les dijeron que se esperen… hasta febrero. Apenas para darle cancha a la nueva cruzada del PRI contra el “terrorismo laboral”. Y esperen las demandas.

 

ORGULLO ZACATECANO

Sin duda, las frases célebres de los grandes pensadores son universales e inmortales. Trascienden fronteras, credos y el espacio-tiempo. Y de ninguna manera es plagio o refrito, ya que son de todos.

Así es que debe ser un orgullo que una frase a-cuñada en Zacatecas ya pertenezca al universo, multiverso y anexas y, sobre todo, que sea utilizada a nivel presidencial. Bueno, como dicen los que saben: sin contexto no hay texto: ¿recuerdan cuando los de Bernárdez agandallaron las vacunas?

¡Ah!, pues derivado de ello, la delegada del Bienestar, Verónica Díaz, se aventó la dominguera al señalar que aquello fue “legal, pero inmoral”, lo que casi, casi se pone con letras doradas en la Legislatura.

Pero que el presidente López Obrador la retomara para ilustrar el placeo de Emilio Lozoya, ¡no tiene precio!


Deja un comentario