EL FINANCIERO/NTRZACATECAS.COM
EL FINANCIERO/NTRZACATECAS.COM

La combinación de vacunas contra el Covid-19 produce tantos o más anticuerpos como el uso de la misma vacuna como refuerzo, según los resultados preliminares de un muy esperado ensayo patrocinado por el Gobierno de Estados Unidos.

El ensayo es el primer estudio importante de Estados Unidos que compara los efectos del uso de diferentes vacunas como refuerzo de la vacuna o las vacunas iniciales. El complejo ensayo de nueve ramas involucró a más de 450 personas y midió los efectos de administrar una vacuna de refuerzo de Moderna, Pfizer-BioNTech SE o Johnson y Johnson a quienes originalmente habían recibido una vacuna diferente.

En general, los resultados evidenciaron que la combinación dio como resultado niveles comparables o más altos de anticuerpos neutralizantes en comparación con el refuerzo con la misma vacuna, dijeron los investigadores en la versión preliminar del estudio publicada en medRxiv.org. Las tasas de adversidades fueron similares en todos los diferentes grupos de refuerzo, determinó el estudio.

“Estos datos sugieren que si se aprueba o autoriza una vacuna como refuerzo, se generará una respuesta inmune independiente del régimen de vacunación primaria contra el COVID-19″, concluyeron los investigadores.

Los resultados del ensayo en curso aún no han sido revisados por pares ni publicados en una revista médica. Se espera que se revelen más detalles sobre el estudio el viernes por la tarde en una reunión del panel asesor de la FDA, donde los investigadores que llevan a cabo el ensayo realizarán una presentación sobre sus hallazgos iniciales.

Mezclar y combinar refuerzos se ha convertido en un tema cada vez más importante. Muchos países fuera de Estados Unidos han empleado el método en un intento de maximizar la efectividad de la vacuna o evitar efectos secundarios inusuales asociados a algunas vacunas.

En Estados Unidos, algunas personas que recibieron la vacuna de Johnson & Johnson pueden estar interesadas en recibir una vacuna de ARN mensajero como refuerzo. Además, combinar podría facilitar la implementación de refuerzos de manera más amplia, ya que las personas que reciben refuerzos podrían recibir cualquier vacuna contra el COVID disponible en su farmacia y no tendrían que buscar la vacuna específica que habían recibido anteriormente.

Fuera de Estados Unidos, la preocupación por casos aislados de coágulos de sangre asociados con la vacuna de AstraZeneca llevó a muchos países de Europa a suspender el uso de la vacuna y, en su lugar, administrar una segunda dosis diferente. En el Reino Unido, las autoridades sanitarias implementaron un programa de refuerzo para una dosis adicional de la vacuna Pfizer como la opción preferida, y también ofrecieron media dosis de la vacuna Moderna como alternativa.

Foto Cortesía El Financiero


Deja un comentario