AGENCIA REFORMA / NTRZACATECAS.COM
AGENCIA REFORMA / NTRZACATECAS.COM

Al detectar una diversificación de agresiones contra usuarios que mantienen sus cuentas como públicas, Facebook aplicará medidas más estrictas.

Ahora, no sólo bloqueará a quienes utilicen palabras que considere ofensivas, como groserías, sino que también lo hará con aquellos que hagan alusiones al físico de las personas, o los compare de forma negativa con animales.

Este miércoles, esta red social actualizó sus políticas con el objetivo de combatir el acoso, humillación o ataques de tipo sexual detectados en comentarios emitidos en su plataforma.

A partir de ahora, hacer comparaciones con animales de forma peyorativa o usadas como burla hacia un usuario estará prohibido. Así, utilizar la palabra «vaca», «zorra» o «mono» para referirse al físico de una persona, amerita sanciones como la suspensión de la cuenta, y si esto se repite en varias ocasiones, la eliminación de ese perfil.

Tampoco se permitirán alusiones de alguna característica del usuario con objetos inanimados como «piedra» y también se bloquearán los contenidos manipulados con afán de destacar o marcar de forma negativa algún aspecto físico como nariz, orejas, etcétera.

La red social tampoco tolerará a aquellos que externen deseos de muerte, o de que la persona contraiga una enfermedad, o burlas por esto. No consentirá insultos relacionados con el sexo femenino, los relativos a la identidad religiosa o la blasfemia, con las capacidades de la persona, los relacionados a la falta de actividad sexual, preferencia sexual o aquellos comentarios que vulneren a víctimas.

Las sanciones también se aplicarán a aquellos que hagan comparaciones con otros particulares o personajes públicos o ficticios en relación con la apariencia física.

En entrevista, María Cristina Capelo, gerente de políticas públicas para Latinoamérica de Facebook aclaró que si bien esto aplicará para todos los usuarios, el ojo de esta red social estará vigilante principalmente sobre los perfiles públicos, al advertir que son los que reciben más denostaciones.

Es decir; figuras como políticos, periodistas, celebridades, influencers, defensores de derechos humanos, activistas, por mencionar algunos.

«La política aplica a todos los usuarios de Facebook por igual. Cualquiera que reciba intimidación o acoso puede reportarlo y vamos a atender el caso», dijo.

Incluso aplicará para aquellos que se vuelven figura pública de manera involuntaria por algún hecho que se destaque en redes sociales.

«Por ejemplo, se está haciendo un reportaje sobre una persona en particular que hasta ahora lleva su vida de manera privada, esa persona de repente gana muchísima fama por el reportaje que se está haciendo a partir de ella o de él», ejemplificó.

Explicó que Facebook cuenta con una serie de señales para identificar a una figura pública, como su presencia en redes sociales, un alto número de seguidores, actividad constante con otros usuarios, interactúa en eventos públicos o con medios de comunicación.

«No es que antes no recibían las protecciones, es que sí hay una diferencia entre cuando una persona decide hacer su proyecto público, y digamos, se expone más al escrutinio que cualquiera de nosotros que está usando las redes sociales de manera privada, pero aclaro, las protecciones aplican para todo», apuntó.

Capelo resaltó que estas medidas se concretaron tras una consulta a expertos en el mundo sobre libertad de expresión, en derechos humanos, seguridad en las mujeres, caricaturistas, políticas, periodistas, representantes de la comunidad LGBTQ+ entre otros.

«A través de esas consultas nos aseguramos que podemos integrar las diferentes formas en que la agresión está evolucionando alrededor del mundo y cómo podemos captar mejor eso para atender esos reportes. El anuncio de hoy es resultado de esas consultas», detalló.

Informó que de abril a junio de 2021, Facebook eliminó 7.9 millones de piezas de contenido que violaban las normas de bullying y acoso, de las que 4.5 millones estaban en Instagram.

Foto Archivo


Los comentarios están cerrados.