STAFF / NTRZACATECAS.COM
STAFF / NTRZACATECAS.COM

El director general del Instituto de Salud para el Bienestar (Insabi), Juan Antonio Ferrer Aguilar, compareció ante la Comisión de Salud del Senado de la República.

Ante los integrantes de esta comisión Ferrer Aguilar afirmó que, por primera vez en la historia de nuestro país, la gratuidad de los servicios de salud en los tres niveles de atención es una realidad y promesa cumplida por el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador.

Frente a las y los legisladores del país, encabezados por el presidente de la Comisión de Salud, Américo Villareal Anaya, Ferrer Aguilar detalló que en México hay una población de 126 millones 014 mil 024 personas, de las cuales 67 millones 232 mil 764 no cuentan con seguridad social y el Insabi debe dar cobertura a todas estas personas.

Explicó a las y los senadores que con el Insabi los servicios de salud tienen como base el Modelo de la Atención Primaria a la Salud (APS), el cual está avalado por las Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Organización Panamericana de la Salud (OPS). Agregó que este modelo remplazará al actual que descentralizó los servicios de salud, el cual no trajo mejoras a la salud de las y los mexicanos.

Enfatizó que, desde el 1° de enero de 2020, las personas sin seguridad social no realizan pago alguno por la atención hospitalaria en los tres niveles de atención.

Señaló que esto es gracias a la aprobación de acuerdos en las Juntas de Gobierno de sus Órganos Públicos Descentralizados (OPD) de salud.

Informó que el Insabi trabaja de manera coordinada con los gobiernos y secretarías de Salud de todas las entidades federativas para lograr los objetivos y las metas establecidas en el sector Salud. Destacó que de enero a septiembre de 2021 el Insabi ha transferido un total de 30 mil 143.7 millones de pesos del Programa Presupuestal U013 a los 32 estados para garantizar la prestación gratuita de los servicios de salud, medicamentos y demás insumos asociados.

También destacó que el Insabi transfirió a las entidades federativas mil 827.8 millones de pesos para la prestación de servicios de salud a las personas sin seguridad social en municipios con alta y muy alta marginación.

Detalló que, como complemento al financiamiento regular, entre septiembre 2020 a junio 2021 con recursos del Fondo de Salud para el Bienestar (Fonsabi), se destinaron cuatro mil 882 millones de pesos para la compra de equipo médico, construcción y mejoras de la obra pública y la adquisición de insumos. Con respecto a la adquisición de medicamentos para los padecimientos que provocan gastos catastróficos, Ferrer Aguilar declaró que se adquirieron fármacos por siete mil 824.6 millones de pesos.

Sobre el abasto de medicamentos en el país, Ferrer Aguilar dijo que este año el Insabi tuvo a su cargo la planeación y consolidación de la demanda de medicamentos e insumos para todo el sector Salud.

Agregó que la compra se organizó a través de la Oficina de las Naciones Unidas de Servicios para Proyectos (Unops). Recordó que las claves que resultaron desiertas del proceso de compra de la Unops, un total de 804 claves, fueron adquiridas por el Insabi con el acompañamiento de la Oficialía Mayor de la Secretaría de Hacienda, la Secretaría de la Función Pública, el IMSS, el Issste, Sedena y Semar. Ferrer señaló que con este proceso se compraron 800 millones 415 mil 584 piezas de medicamentos y 912 millones 399 mil 998 piezas de material de curación; agregó que esta acción garantiza los insumos para la atención de los pacientes.

Sobre la distribución de estos medicamentos a las entidades federativas, Ferrer Aguilar expresó que a la fecha se han entregado un total de mil 603 claves correspondientes a 40 millones 797 mil 982 piezas de medicamentos e insumos.

El director general del Insabi dio a conocer que, para garantizar los tratamientos de las y los menores con cáncer se adquirieron medicamentos en Corea del Sur, Francia, Estados Unidos, Cuba y Argentina, ya que la producción nacional de medicamentos oncológicos se encontraba disminuida debido a la atención a la pandemia por COVID-19.

Informó que al 30 de septiembre se han entregado a las entidades federativas e instituciones un total de 782 mil 938 piezas de medicamentos oncológicos, que representan 25 por ciento de la demanda total. Aseguró que el resto de las entregas ya están programadas y se prevé que no haya afectaciones en la atención de los pacientes que requieren medicamentos oncológicos.

Juan Antonio Ferrer Aguilar agregó que, para asegurar el abasto anual, el Insabi entregó a las 32 entidades federativas recursos líquidos para la compra de medicamentos, esto lleva a que el abasto anual en el país se estime en 50 por ciento.

Ante los integrantes de la Comisión de Salud, Ferrer Aguilar expuso que el Insabi ya tiene comprados los medicamentos hasta el 31 de junio de 2022. Agregó que la compra 2021 tiene un avance de 96 por ciento y que las entregas ya rebasan el 50 por ciento. Reconoció que el reto es que las medicinas lleguen a los pacientes y agregó que hay robo de medicamentos que se comercializan de manera ilícita en las entidades federativas. Por eso, agregó, el Insabi busca poner control y orden en los programas de recepción de medicamentos que establecen las propias entidades:

“Nada más les voy a decir algo con respeto de muchos y con perdón por la acusación a muchos. Miren, los medicamentos se entregan por un programa que establecen las propias entidades federativas, las instituciones, porque después se los roban. Lo lamento decir así, se los roban, los comercializan en farmacias y no somos inocentes. Se los roban llegando al estado, se los roban llegando al almacén, se los roban llegando al hospital, por eso las instituciones buscan un control y estamos haciéndolo. Estamos construyendo con la Secretaría de Salud un ambiente digital que nos permita una trazabilidad. Nuestro reto es llegar al paciente.”

Adelantó que las acciones para la compra consolidada de medicamentos e insumos para los años 2022 al 2024 “están en curso y avanzan muy bien”. Esta compra contará con el apoyo de las secretarías de la Función Pública (SFP) y de Hacienda y Crédito Público (SHCP), además de todas las instituciones públicas de salud y el apoyo de la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) para los registros sanitarios.

Sobre los resultados en infraestructura hospitalaria, Ferrer Aguilar informó que en 2020 el Insabi entregó 23 centros de salud y 18 hospitales; en lo que va de 2021, el instituto ha entregado 16 centros de salud, un hospital y una unidad de apoyo médico. Esto suma 59 establecimientos de salud entregados entre 2020 y 2021.

Al ser cuestionado por las obras que están inconclusas, Ferrer Aguilar precisó que en el país hay 324 obras sin terminar, entre hospitales y centros de salud, y dijo que pueden concluirse y para eso es necesario que se apruebe el presupuesto requerido para concluirlas, equiparlas y contratar al personal médico y administrativo e hizo un llamado a las y los legisladores para que destinen recursos para concluir estas obras.

La senadora Cora Cecilia Pinedo Alonso del Partido del Trabajo (PT) pidió al director del Insabi intervenir para mejorar las condiciones del Hospital General de Tepic, Nayarit. De inmediato, Ferrer Aguilar encomendó al titular de la Unidad de Coordinación Nacional Médica, Raúl Peña Viveros, coordinarse con el secretario de Salud del estado para atender esta petición.

Al hacer referencia a la regularización del personal de salud, que es una promesa del presidente de México, el titular del Insabi informó que está todo listo para iniciar este proceso en el que se tiene previsto un universo de 121 mil trabajadores, que incluye a los 19 mil 953 contratados para atender a pacientes con COVID-19.

“En el presupuesto de egresos 2021 se aprobaron 17 mil 210 plazas para regularización de personal con un presupuesto de dos mil 225 millones de pesos.”

Al abundar sobre el presupuesto de salud para 2022, que está pendiente de aprobación en la Cámara de Diputados, Ferrer Aguilar adelantó que para el Insabi se espera un incremento del 24 por ciento, un presupuesto esperado de 103 mil 366.8 millones de pesos.

Añadió que estos recursos estarían divididos en los siguientes rubros y montos: para el Programa de Atención a la Salud y Medicamentos Gratuitos, 60 mil 242.3 millones; para la aportación al Fondo de Salud para el Bienestar (Fonsabi), 17 mil 330.4 millones de pesos; para el Programa de Medicamentos y Material de Curación, mil 459.2 millones de pesos; para la Distribución de Medicamentos, 662.9 millones de pesos; para Servicios Personales, 16 mil 608.6 millones de pesos; para Gastos de Operación, 126.4 millones de pesos y, finalmente, para el Programa de Fortalecimiento a la Atención, 444.4 millones de pesos.

Además, Ferrer Aguilar dio a conocer que, para enfrentar el déficit de médicos especialistas en el país, la oferta en el Examen Nacional para Aspirantes de Residencias Médicas (ENARM) se ha ido incrementando, dijo que cuando termine sexenio, para 2024 se alcanzará la cifra de 30 mil residentes, en lugar de ocho mil 333 que era el número de plazas que se ofrecieron en 2018. Agregó que en los proyectos de presupuesto 2021 y 2022 se sumarán 17 mil 388 becas adicionales a las ofertadas en 2019–2020. Actualmente, se encuentran activos en el Sistema Nacional de Residencias Médicas más de 35 mil profesionales en los diferentes grados académicos.

En su intervención en el pleno, el director general del Insabi destacó las medidas realizadas por el Insabi para hacer frente a la pandemia por el virus SARS-CoV-2. Dio a conocer que, de marzo de 2020 a junio de 2021, esta dependencia entregó, sin costo alguno, a entidades federativas e instituciones públicas de salud, 45 millones 109 mil 137 piezas de medicamentos y materiales como equipos de diagnóstico y laboratorio, de protección personal e insumos para la higiene y desinfección.

Además, el Insabi autorizó la contratación, con recursos federales, de 19 mil 953 profesionales y técnicos de salud, reclutados a través de la plataforma Médicos del Bienestar para trabajar en 29 entidades federativas.

Ferrer Aguilar expresó su agradecimiento a las Fuerzas Armadas, a las secretarías de la Defensa Nacional y de Marina, porque con su apoyo se instalaron 32 hospitales para dar atención a los enfermos de COVID-19.

Informó también que México tiene compradas 240 millones de dosis de vacunas contra COVID-19, por lo que se cumplirá el compromiso del presidente Andrés Manuel López Obrador, que para el 30 de octubre todas las personas mayores de 18 años tendrán al menos una dosis. Agregó que el primer mandatario instruyó a todas las dependencias participantes en el Plan Nacional de Vacunación a redoblar esfuerzos y buscar casa por casa a las personas que aún tienen temor a inmunizarse.

En el tema de capacitación, el titular del Insabi dio a conocer que el instituto llevó a cabo 115 sesiones de capacitación para el manejo de pacientes con COVID-19, a través de la plataforma Coviduti que contabilizó poco más de 57 mil 500 accesos en tiempo real, con micrófono abierto, además de que se realizó el diplomado «Fundamentos Básicos del Manejo del Paciente Crítico con COVID 19» con la participación de médicas y médicos generales de 16 entidades federativas.

Destacó que estas acciones permitieron el fortalecimiento de las capacidades de respuesta en los servicios de salud en los momentos más críticos de la pandemia.

Durante esta sesión, el secretario de Salud, Jorge Alcocer Varela, también compareció ante la Comisión de Salud del Senado de la República.

Foto Cortesía


Los comentarios están cerrados.