ABRIL SOLÍS / NTRZACATECAS.COM
ABRIL SOLÍS / NTRZACATECAS.COM

FRESNILLO. Sin elevadores, sin plafones y con puertas que no cierran es como se encuentra el edificio nuevo de la presidencia municipal, esto a casi un año de que el personal realizara la mudanza tras el incendio del inmueble antiguo.

El percance del edificio de la alcaldía, ubicado en el Centro Histórico de Fresnillo, fue provocado durante las manifestaciones para exigir justicia por el feminicidio de una menor en el municipio en noviembre de 2020.

Éste se encontraba en peligro de derrumbe, por lo que el personal no podía ingresar al inmueble para cumplir sus labores y decidieron ocupar el edificio nuevo, ubicado en la avenida Plateros.

Este inmueble inició su construcción en 2016, durante el mandato de Miguel Alonso Reyes; es una obra estatal que hasta el momento no ha concluido del todo y en la que han invertido más de 200 millones de pesos.

Hace poco menos de un año el personal del ayuntamiento ocupó ese edificio, que se encontraba a media construcción, de tal forma que no contaba con plafones, barandales ni elevadores.

En ese periodo el entonces titular de la Secretaría de Obras Públicas (SOP), Jorge Luis Pedroza Ochoa, se comprometió a que terminarían todos los detalles e instalarían los ascensores ates de que finalizara el año; sin embargo, esto no fue así y hasta la fecha el edificio sigue inconcluso.

En el transcurso del año el gobierno municipal realizó algunas intervenciones al edificio, como la instalación de los barandales y otros detalles, aunque, ante la insuficiencia presupuestal y el gran peligro que representaba tener el espacio de los elevadores vacíos, decidieron clausurarlos y taparlos mientras hasta que sean instalados.

A casi un año de esta situación ninguno de los tres pisos cuenta tiene los plafones instalados ni ascensores, situación que dificulta el acceso a los servicios públicos para los adultos mayores y personas con capacidades diferentes.


Los comentarios están cerrados.