STAFF | NTRZACATECAS.COM
STAFF | NTRZACATECAS.COM

Cuando alguien busca financiación para un proyecto o un gasto imprevisto se encuentra con un sinfín de propuestas que debe conocer a fondo antes de decidirse.

En primer lugar, hay que entender que cualquier tipo de préstamo sirve para cantidades no demasiado elevadas.

¿Por qué? Porque, por ejemplo, para la adquisición de una vivienda, existe la opción de una hipoteca y, para proyectos empresariales, las rondas de financiación de inversores en la mayoría de casos.

Dicho esto, ¿qué hay que tener en cuenta antes de pedir un préstamo inmediato?

Lo primero es valorar la necesidad real. ¿Se necesita ese importe o es un capricho prescindible? Esta debería ser la primera pregunta.

Si la respuesta tiene que ver con el principio de la pregunta, es el momento de ver las opciones del mercado con opciones y la información que ofrecen de prestamos inmediatos en LoanScouter. Es ahí donde se puede hacer una simulación para conocer cuál es la capacidad de endeudamiento, las ofertas de las distintas entidades bancarias y las condiciones de cada uno de ellos. Acudir a este tipo de sites ahorra tiempo y esfuerzo.

Los préstamos inmediatos son una solución rápida para poder hacer frente a algún gasto no demasiado elevado sabiendo que, por norma general, suelen tener un tipo de interés algo superior al préstamo personal.

De ahí que lo primero a tener en cuenta sea hacer bien las cuentas para conocer cuál es el importe que de verdad se necesita de forma acelerada (pueden tardar entre 24/48 horas en ingresarlo en la cuenta de ser aprobado). Este punto es quizá el más importante. Se trata de un préstamo, por lo que hay que devolverlo.

En este campo es necesario también conocer las condiciones, los intereses, los plazos de devolución y el importe de cada mensualidad a la que habría que hacer frente.

Hacer frente a un gasto con este tipo de préstamo puede evitar comisiones, problemas e incluso intereses añadidos, pero hay que tener claro que es un importe que se devuelve por lo que hay que calcular bien que no se convierta en un problema para la economía familiar en el medio plazo. Conocer la capacidad de pago es clave para ello.

Por norma general el proceso para conseguirlos no es difícil y menos si se hacen en páginas garantizadas. Es probable que pidan documentación que acredite la identidad, un número de cuenta y algún dato adicional como nóminas, otros préstamos o incluso un contrato. Hay que tener todo previsto de cara a la petición porque, por norma general, este tipo de producto se suele solicitar online y hacerlo bien es clave para conseguir una respuesta afirmativa.

En caso de duda, por norma general, siempre hay algún contacto con el que aclarar los puntos.

Una vez hecho el trámite, solo hay que esperar la respuesta. Si es positiva, es fácil que en cuestión de horas se disponga del importe en la cuenta indicada, facilitando así al máximo su uso y disfrute.


Nuestros lectores comentan

  1. No creo que quien escribió esta nota tenga los conocimientos suficientes y pertinentes de economía y administración. De todas maneras no se entiende el sentido ni el consejo.