ABRIL SOLÍS/NTRZACATECAS.COM
ABRIL SOLÍS/NTRZACATECAS.COM

Dadas las condiciones de la contingencia sanitaria por COVID-19 el gremio de músicos en el municipio ha dejado de laborar casi en su totalidad; esta situación provocó que 100 músicos de los 260 que pertenecían al Sindicato de Fresnillo buscaran nuevas alternativas y lo abandonaran.

Benjamín Hernández Carranza, secretario general del interior del sindicato, detalló que desde el inicio de la pandemia no han tenido trabajo debido a la suspensión de eventos masivos, durante los primeros meses los contratos y compromisos que tenían fueron pospuestos en tanto se controlaba la contingencia. “Nuestro sindicato es gremial y la mayoría se mantiene de la música, fue un caos total”, expresó.

Desde entonces ha pasado más de un año y hasta ahora el trabajo no mejora, incluso con el semáforo en verde los eventos han sido muy limitados percibiendo tan solo un incremento del 5 por ciento en el empleo para este gremio.

Pese a la nueva semaforización los eventos no se restablecen ni se activan como antes de la pandemia, además de esto, muchos músicos también tienen el temor de enfermarse por contraer el virus, lo cual limita aún más las posibilidades laborales.

Dentro del sindicato son actualmente 160 músicos los adscritos, es decir, son 160 familias las que dependen de este trabajo, un número importante de familias que durante más de un año han vivido en incertidumbre por la falta de empleos.

Muchos han tenido que cambiar de giro de forma provisional en lo que la situación se mejora, ya que el trabajo disminuyó prácticamente en su totalidad.

El secretario detalló que, aunque muchos contratos previos a la pandemia quedaron sin cumplirse, esto no ha derivado en situaciones legales contra los músicos que recibieron dinero y no han podido devolverlo.


Los comentarios están cerrados.