KAREN CALDERÓN / NTRZACATECAS.COM
KAREN CALDERÓN / NTRZACATECAS.COM

La diputada local de la fracción parlamentaria del Partido Acción Nacional (PAN), María del Mar Ávila Ibargüengoytia, hizo el exhortó al Congreso de la Unión para que se realice un análisis a la reforma fiscal, ya que es un atentado contra el campo, la ganadería y la pesca, de cuyos productores un buen número son zacatecanos.

Externó que de aprobarse la reforma del Impuesto Sobre la Renta (ISR), tal como está en la cámara de senadores, “los campesinos y ejidatarios estarían pagando impuestos desde el primer peso que ingrese a sus bolsillos”.

La legisladora resaltó que con esta reforma disminuyen los ingresos de un millón 300 mil pesos a 900 mil pesos, con la agravante de que si reciben la pensión para el bienestar de adultos mayores tendrán que pagar impuestos.

“Me preocupa que los diputados Federales de Movimiento Regeneración Nacional (Morena) y los partidos Verde Ecologista de México (PVEM) y del Trabajo (PT), le dieron la espalda al campo zacatecano y, sobre todo, a los ejidatarios, integrantes de asociaciones civiles, y al pequeño comercio organizado, por citar algunos”, argumentó.

Precisó que en el estado se encuentran 756 ejidos, donde se ubican 130 mil 367 ejidatarios, lo cual representa el ocho por ciento de los zacatecanos.

Además, en esta reforma fiscal se les elimina la reducción de 40 por ciento de impuesto por los ingresos mayores a un millón trescientos ocho mil pesos.

En el caso de los ejidatarios, comuneros, integrantes de uniones ganaderas, así como de sociedades cooperativas, por las actividades que realice sin que intervenga el ejido, como podría ser la venta de ganado o cosecha, todos sus ingresos pagarán impuesto.

Finalmente, la diputada aseguró “que la eliminación de los ingresos libres de impuestos y su rectificación parcial no resuelve la problemática y, sobre todo, afecta más, a los ejidatarios, comuneros, comerciantes y ganaderos”.


Los comentarios están cerrados.