AGENCIA REFORMA / NTRZACATECAS.COM
AGENCIA REFORMA / NTRZACATECAS.COM

David Halls, asistente de dirección del filme Rust, admitió ante la Policía que no revisó correctamente todas las balas cargadas en el arma que le dio al actor Alec Baldwin y con la que mató, accidentalmente, a la directora de fotografía Halyna Hutchins, de acuerdo con CNN.

La detective Alexandria Hancock, una de las encargadas en la averiguación sobre el deceso de Hutchins, fue la que relató el interrogatorio que se le hizo a Halls y a la armera Hannah Reed-Gutierrez.

«David advirtió que cuando Hannah le mostró el arma de fuego antes de continuar con el ensayo, sólo recordaba haber visto tres cargas (de balas). Dijo que debería haberlas revisado todas pero no lo hizo, y no podía recordar si ella hizo girar el tambor», indicó Hancock.

En una declaración anterior, hecha bajo juramento, se dijo que Halls gritó «pistola fría» antes de entregarle el dispositivo a Baldwin; la expresión indica que el arma no tenía fogueo o munición activa que contuviera pólvora que pudiera explotar.

Los investigadores añadieron al reporte una solicitud de registro de la camioneta donde se almacenaba el equipo de filmación luego de que Reed-Gutierrez les dijera que las armas ocupadas en el set se guardaban en una caja fuerte dentro del vehículo, la cual sólo podía manipularse por unas pocas personas que conocen la combinación de acceso.

Dicha solicitud fue autorizada tiempo después, por lo que miembros de la Policía la registraron en busca de evidencia motivada por declaraciones del equipo de filmación, entre la que se esperaba encontrar armas de fuego, municiones, la caja fuerte para armas, huellas dactilares, fluidos corporales y residuos.

Adan Mendoza, alguacil del condado de Santa Fe, confirmó este miércoles que efectivamente fue una bala disparada en vivo la que mató a Hutchins e hirió al director del largometraje, Joel Souza, aunque Hancock indicó en su reporte que Reed-Gutierrez aseguró que nunca se guardaba munición real en el set.

«David informó que el incidente no fue un acto deliberado», agregó la detective en el escrito tras su entrevista con Halls.

Reed-Gutierrez incluso afirmó que el día de la grabación revisó las cargas de los dispositivos para que no tuvieran balas cargadas; agregó que le entregó el objeto a Baldwin un par de veces durante la filmación del día, y que también se lo dio a Halls.

En el reporte se apuntó que aunque las armas de fuego se habían asegurado dentro de la camioneta, se dejaron municiones en otro vehículo en el set, las cuales no estaban aseguradas.

Reid Russell, el camarógrafo que estuvo presente durante el incidente y que también sufrió una herida de bala en el hombro, comentó a agentes de seguridad que había salido del área inmediata del set durante unos cinco minutos, por lo que no estaba seguro de si el arma había sido revisada durante su ausencia.

«Hasta donde él sabe, nadie es revisado por cargar munición real consigo antes y después de que se filmen las escenas», se indicó.


Los comentarios están cerrados.