EL FINANCIERO/NTRZACATECAS.COM
EL FINANCIERO/NTRZACATECAS.COM

CIUDAD DE MÉXICO. Las Administradoras de Fondos para el Retiro (Afores) deberán adecuarse al nuevo tope marcado por la Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro (Consar), que es de 0.57 por ciento, a partir de 2022.

La Consar es el regulador que vigila el buen funcionamiento del Sistema de Ahorro para el Retiro (SAR) donde se concentran las 69.6 millones de cuentas de ahorro y se tienen en custodia 5.04 billones de pesos de ahorros de los trabajadores mexicanos.

Con la nueva disposición, ninguna de las Afores que operan en México podrá cobrar más de esa proporción a los trabajadores sobre su ahorro pensionario. Pero ¿esto afectará de alguna forma a los afiliados a las administradoras? Veamos.

Para el actual Gobierno, las comisiones que cobren las Afores estarán sujetas a un máximo, congruente con las utilizadas por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), que promedia las comisiones de México con Chile, Colombia y Estados Unidos.

“Al reducir el gasto comercial daría un amplio margen para que se puedan reducir sus comisiones a estándares internacionales lo que contribuirá a un incremento de las pensiones de los trabajadores”, justificó el primer mandatario”, dijo el presidente Andrés Manuel López Obrador en septiembre del 2020.

Para la Consar, la reducción de comisiones que aprobó la junta de gobierno para 2021, representará un ahorro para trabajadores de 11 mil millones de pesos, solo en este año. Los cambios implicarán un ahorro de 15 mil millones de pesos al año, que contribuye a aumentar el ahorro para el retiro.

Sin embargo, el tope para 2022 ha provocado el rechazo de las administradoras al considerar que tendrá un impacto en su operación.

Banorte reconoció que podría darse de manera rápida una nueva consolidación del sistema y quedar menos jugadores en esta rama, que afecta sin duda la percepción de los inversionistas sobre el país, comentó en su columna Jeanette Leyva en su columna Moneda en el Aire.

Además, afirma que al final habrá menos opciones de elegir para los trabajadores sobre quién quieren que maneje sus recursos para pensionarse. Un tope al cobro de una comisión le significan a la administradora cambiar toda su estructura operativa, pues es su único ingreso, dice la analista.

“El esfuerzo que se requiere de las Administradoras para alcanzar los niveles de comisiones que resulta de la aplicación de dicha fórmula implica un profundo reajuste al modelo de negocios actual, el cual debiera hacerse de forma ordenada para evitar consecuencias no deseadas para los trabajadores y para la industria”, dijo por su parte la Asociación Mexicana de Afores (Amafores).


Los comentarios están cerrados.