AGENCIA REFORMA / NTRZACATECAS.COM
AGENCIA REFORMA / NTRZACATECAS.COM

En los últimos 12 meses, instituciones educativas de todo el mundo se han sumado a la campaña Race to Zero (‘Carrera a cero’) de la ONU con el fin de disminuir completamente sus emisiones de carbono para 2050. Esta iniciativa es liderada por la Environmental Association for Universities and Colleges de Reino Unido y Second Nature con el apoyo del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (UNEP, por sus siglas en inglés), indicó esta última en un comunicado.

Y hoy, en el Foro de Impacto Climático de Times Higher Education, un total de mil 50 universidades provenientes de 68 países realizaron nuevos compromisos para alcanzar la meta ecológica referida.

La Universidad de Comercio de Chiba, en Japón, prometió convertirse en la primera universidad japonesa que trabaje completamente con energía renovable antes de 2025, así como establecer la Liga Universitaria de Energías Renovables de Japón.

Mientras que la Universidad de Glasgow, en Escocia, aseguró que se desharía de los combustibles fósiles en una década a fin de eliminar sus emisiones para 2030.

«Las instituciones de educación superior tienen el poder de rediseñar el futuro. No sólo las universidades, los colegios y las escuelas también se están comprometiendo con ambiciosos planes de descarbonización», aseveró Nigel Topping, campeón de acción climática de alto nivel del Reino Unido.

«Estas instituciones tienen la capacidad, y de hecho la responsabilidad, de apoyar y educar a nuestros líderes del mañana».

En el caso de México, algunas de las universidades involucradas son el Tecnológico de Monterrey, la Universidad Iberoamericana, la Universidad Simón Bolívar, la Universidad Veracruzana, la Universidad Carolina y la Universidad de Guadalajara.

Para asegurarse de que las casas de estudio participantes están realizando los ajustes necesarios para concretar sus respectivas metas, se harán reportes y revisiones regulares.

Compromiso con la naturaleza

Además de las acciones en materia de cambio climático, casas de estudio de todo el mundo están profundizando su trabajo sobre la naturaleza.

Louise Richardson, vicerrectora de la Universidad de Oxford, en Reino Unido, presentó Nature Positive Universities, iniciativa con el respaldo de diversas instituciones educativas, tales como IPB Indonesia, en Indonesia; la Universidad de Ciudad del Cabo, en Sudáfrica; la Universidad de Sao Paulo, en Brazil; la Universidad de Ghana, en el país homónimo, y la Universidad de Tasmania, en Australia.

En ésta, se buscará delinear cómo las universidades pueden reducir su impacto en la naturaleza al cambiar sus cadenas de suministro y restaurar los paisajes de sus áreas locales.

«Es inspirador ver a las universidades jugar un papel positivo en la transición de sus instituciones a un nivel cero neto y una naturaleza positiva», expresó Susan Gardner, directora de la división de Ecosistemas del UNEP.

«Los jóvenes quieren asistir a universidades que están impulsando la agenda ambiental; ahora el desafío es escalar este gran trabajo de unos pocos progresistas a un procedimiento estándar para todos».


Los comentarios están cerrados.