CUQUIS HERNÁNDEZ Y EDUARDO VALENCIA/NTRZACATECAS.COM
CUQUIS HERNÁNDEZ Y EDUARDO VALENCIA/NTRZACATECAS.COM

La muerte del jalpense Roberto Padilla Argüelles en un tiroteo en la ciudad de Boise, Idaho, provocó la movilización de la comunidad y del gobierno en Estados Unidos, mediante el Programa de Compensación para Víctimas de Crímenes de Boise, para los recursos económicos necesarios para la repatriación.

Sin embargo, desde las autoridades federales y las estatales, entre las que aún no se tiene titular en la Secretaría del Zacatecano Migrante (Sezami), no se obtuvo respuesta.

El alcalde de Jalpa, Noé Esparza Martínez, informó que fue notificado de la muerte de su paisano este miércoles, mientras realizaba gestiones en Zacatecas,  por lo que intentó comunicarse a la Sezami sin que hubiera contestación.

Roberto Padilla, quien cumplía cuatro años como trabajador documentado bajo el programa Trabajadores Agrícolas Temporales H2-A, fue víctima del ataque mientras estaba de compras en el Boise Towne Mall, de la capital de Idaho, el 25 de octubre.

A finales de septiembre, tres zacatecanos –dos oriundos de Loreto– fallecieron en un accidente vial luego de ser perseguidos por la policía en La Pryor, Texas, y, aunque con apoyo del gobierno municipal, tuvieron complicaciones en los trámites para regresar sus cuerpos a México.

En caso de Padilla Argüelles, Noé Esparza aceptó que se han tenido complicaciones en el proceso, “es ahí donde hemos estado atorados”, tras no tener éxito en la comunicación con la Sezami.

Durante los llamados Jueves de Atención Ciudadana en Jalpa, se dio con la esposa de la víctima y se le ofreció ayuda,  para que una vez que logren la repatriación se le faciliten todos los permisos para la sepultura.

Esparza Martínez explicó que este jueves concluyó la recaudación de lo que necesitaban para los trámites para regresar el cuerpo; familiares gestionan lograr el cruce a México y el traslado al municipio, por lo que solo restaba el servicio funerario, que el ayuntamiento propuso costear.

En una carta redactada por la familia de Roberto Padilla, se confirmó que habilitaron una página de Go Fund Me para juntar recursos y traer los restos del hombre de 49 años a su lugar de origen, lo que lograron con muy buena respuesta y agradecieron el apoyo conseguido en tan solo tres días.

Detallaron que la víctima perdió la vida cuando recibía atención médica en un hospital, “tras recibir disparos fatales”. El jalpense  nació en la La Morita, Jalpa, el 21 de septiembre de 1972; era el segundo de siete hijos y estaba casado con María de Jesús Mora Flores, con quien procreó tres hijos de entre 26 y 14 años.

“Roberto era un hombre trabajador, que tenía cuatro años viniendo a trabajar a Idaho bajo el programa del H2A. Su propósito principal era cuidar y mantener a su familia”. Antes de su lamentable deceso, vivía en la ciudad Rupert con su hermano y su cuñado.

Roberto alternaba su vida entre Jalpa y Rupert, donde vivía al este de Twin Falls; ahí laboraba como camionero. Su patrón y  el Programa de Compensación para Víctimas de Crímenes de Boise ofrecieron apoyo monetario, por lo que la recaudación fue cerrada y parte de las donaciones se usarán para apoyar a la familia, ya que él era el único sostén.

Al final de la carta, los familiares expresaron: “estamos haciendo todo lo necesario para que nos entreguen el cuerpo para poder enviarlo a México a descansar”. Resaltaron que todavía no se tienen detalles del funeral ya que el caso sigue bajo investigación; se espera que el cuerpo llegue en dos semanas o más.

La familia directa de Roberto mantendrá abierta una cuenta para donaciones mediante el banco Banorte, 4915 6694 7694 0414. En entrevistas para medios estadounidenses, describieron al hombre como “una persona muy amable, responsable y honesta”.

Antes de su muerte, Padilla Argüelles planeaba regresar a casa en dos semanas, por lo que acudió al Boise Towne Square Mall a comprar regalos para su familia a quien anhelaba ver después de varios meses de ausencia.

De acuerdo con las noticias de los diarios locales, el sospechoso de disparar al interior de la tienda estaba en custodia; además del jalpense, hubo una segunda víctima y cuatro heridos. Hasta el momento, se desconoce la motivación del ataque.


Los comentarios están cerrados.