AGENCIA REFORMA / NTRZACATECAS.COM
AGENCIA REFORMA / NTRZACATECAS.COM

Un grupo de poco más de 200 directores de fotografía de diversas nacionalidades, pero afincados en Estados Unidos, lanzaron una petición para prohibir las armas de fuego funcionales en los sets de filmación a raíz de la tragedia durante el rodaje de Rust, donde murió su compañera, la cinefotógrafa Halyna Hutchins.

En una carta publicada este martes, directores de fotografía y cineastas como Rachel Morrison (Mudbound), Reed Morano (The Handmaid’s Tale), Bill Pope (The Matrix), Edward Lachman (Carol) y Stephen Lighthill, presidente de la Sociedad Estadounidense de Cinematógrafos, entre muchos otros, prometieron «no seguir trabajando en proyectos» que utilizan armas de fuego funcionales en sus filmaciones.

«Prometemos no ponernos a nosotros mismos ni a nuestros equipos de trabajo en estas situaciones innecesariamente letales», dice la misiva. «Tenemos alternativas seguras en efectos visuales y armas de fuego no funcionales. No nos sentaremos a esperar a que cambie la industria. Tenemos el deber de efectuar cambios dentro de la industria nosotros mismos».

La carta también calificó el asesinato de Hutchins en el set de Rust como «insensato, negligente y evitable», y pidieron a los líderes sindicales, productores y legisladores que lideren un cambio verdadero dentro de la industria del cine.

Hutchins murió hace unas semanas cuando una pistola de apoyo que sostenía el actor Alec Baldwin se descargó con una bala real, matando a la cinefotógrafa e hiriendo al director de la película, Joel Souza.

Rachel Morrison, la primera mujer en ser nominada a un Óscar en la categoría de Mejor Fotografía, se pronunció anteriormente sobre la tragedia al decirle a CNN, «esto no fue un accidente, fue negligencia».

Ella se sumó a otros cineastas y creadores como los de las series The Rookie y The Boys, que han dicho que ya no usarán armas de fuego funcionales en sus sets.


Los comentarios están cerrados.