CUQUIS HERNÁNDEZ/NTRZACATECAS.COM
CUQUIS HERNÁNDEZ/NTRZACATECAS.COM

GENERAL ENRIQUE ESTRADA. Sin el recurso suficiente para afrontar todas las responsabilidades encontradas, el presidente municipal Rogelio Campa Arteaga lamentó los adeudos que le heredaron por 4 millones de pesos con el IMSS y el SAT.

Estos forman parte de las “enfermedades del niño” que encontró y advirtió que el Municipio está “en una situación crítica” en diversos rubros, tras el análisis que se hizo del estado en que encontraron la administración municipal.

Campa desglosó que el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) envió los informes mensuales sobre el adeudo que mantiene Enrique Estrada con el instituto, que ahora asciende a 2.5 millones de pesos, sobre cuotas de seguridad social, mientras que al Servicio de Administración Tributaria (SAT) se le deben 1.5 millones de pesos “que no tenemos para pagar”.

Reveló que hace tiempo se tenía el recurso para pagar al seguro social, pero dijo desconocer por qué se dejó de hacer: “lamentablemente no se hizo”; en caso del SAT, recordó que esta institución realiza los cobros que luego regresa en participaciones federales, por lo que dijo no entender por qué tampoco se hizo.

No obstante, la situación crítica que en materia económica se encontró a la administración, Campa afirmó que sabía el reto al que se enfrentaba, que sabía a lo que venía y lo va a sacar adelante, aunque “lamentablemente los ingresos sean pocos”.

Sin embargo, lamentó que estas cantidades que son muy elevadas para un municipio tan pequeño se tengan que pagar, ya que implica que no haya apoyo para otras muchas acciones, por ejemplo, para pavimentar calles, el pago de salarios, o bien, que no haya apoyo para las unidades médicas “que tanto lo requieren”.

Mencionó que otro problema fuerte que se encontró fue el del parque vehicular que prácticamente todo estaba en malas condiciones, pues cuando intentaron moverlos, se vieron imposibilitados de hacerlo, ya que no funcionaban y urgía darles mantenimiento para proporcionar los servicios esenciales a la población.

Citó como ejemplo la camioneta con pluma para la reparación del alumbrado público, de la que la Dirección de Obras Públicas tenía refacciones y se pudo reparar, pero el camión de la basura gastaba dos cubetas de aceite por semana, por lo que se tuvo que invertir en su reparación.

Aun con la carga de trabajo que encontró, el alcalde ofreció no detener los esfuerzos que se requieren para sacar al municipio adelante, e insistió en que la ciudadanía deberá ayudarle a hacer gobierno, ya que solo con trabajo en equipo podrán transformar el abandono en que se encontró a la demarcación.

Así, también, afirmó que ya se reunió con el gobernador del estado, David Monreal, quien mostró disponibilidad para trabajar en esta intención.


Los comentarios están cerrados.