AGENCIA REFORMA / NTRZACATECAS.COM
AGENCIA REFORMA / NTRZACATECAS.COM

CIUDAD DE MÉXICO. El presidente nacional del PAN, Marko Cortés, aseguró que el caso del ex abanderado presidencial de su partido, Ricardo Anaya, muestra al actual como un Gobierno que incrimina a sus detractores, pero protege a sus aliados y a su Gabinete.

El dirigente advirtió que la Administración federal perdió como bandera el combate a la corrupción, porque mientras persigue a sus críticos, se mantiene omiso ante hechos como los videos de los hermanos del Presidente recibiendo dinero, los contratos otorgados por Pemex a su prima Felipa Obrador Olán y la compra de ventiladores a sobreprecio al hijo de Manuel Bartlett, director general de la CFE.

El último caso de presunta corrupción conocido, recordó, es el de la ahora ex Secretaria de Turismo de la Ciudad de México, Paola Félix Díaz, quien está involucrada en la incautación de 35 mil dólares en el Aeropuerto de Guatemala, a donde llegó en un vuelo privado para asistir a la boda del titular de la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF), Santiago Nieto y la consejera electoral, Karla Humphrey.

«Está claro: los agarraron con las manos en los dólares a los morenistas, y el Gobierno de Morena hoy no tiene cara para poder hablar de combatir la corrupción y la impunidad, cuando no han hecho nada en los videos recibiendo dinero de los hermanos del Presidente, o de Felipa López Obrador recibiendo contratos de Pemex, o del hijo de Manuel Bartlett recibiendo contratos a sobreprecio o cubriendo, protegiendo a Marcelo Ebrard, a Mario Delgado, responsables de la tragedia de la Línea 12», dijo.

Un juez federal aplazó este lunes la audiencia de imputación de Ricardo Anaya para el próximo 31 de enero, y le advirtió que deberá comparecer de forma física; de lo contrario, la Fiscalía General de la República estaría en condiciones de pedir la orden de aprehensión en su contra.

Cortés dijo que lo ocurrido en el marco de la boda de Nieto y Humprey este fin de semana muestra que el actual es un Gobierno de hipocresías e incongruencias y le quita toda credibilidad en cuanto al combate a la corrupción.

«Este Gobierno con estas acciones se muestra autoritario de cuerpo entero, con un uso faccioso, doloso de las instituciones para la procuración de justicia, por eso, insisto, ha perdido su bandera de combatir la corrupción, la impunidad, porque un buen juez por su casa empieza, y López Obrador debería empezar por su casa», sostuvo.

Foto Cortesía Reforma


Los comentarios están cerrados.