OTRA VEZ

Como sucedió con San Luis Potosí hace apenas un mes, ahora fueron las autoridades de Aguascalientes las que hicieron el favor de informar primero sobre lo que pasaba en Zacatecas, apenas conocieron el reporte de los enfrentamientos que se desataron en Villa García.

Mientras en redes sociales circulaban los videos de las persecuciones, la información oficial brilló por su ausencia hasta las 17:50 horas que se publicó en Facebook y las 18:13, cuando la circularon por Whatsapp. Peor tantito, que hasta pasados varios minutos de la difundida, los de (in)comunicación social se dieron cuenta de que la regaron, nomás de municipio donde ocurrían los hechos. Hechos bolas.

Todo, más de media hora después de que el gobierno de Aguascalientes anunciara el despliegue de sus corporaciones en los límites de Zacatecas, que porque no fuera a metérseles algún delincuente de por estos lares. Así, fácil no está la de mejorar la imagen del estado.

 

BÁRBAROS

En aguacero sobre mojado, el Ayuntamiento de Villa García se llevó, además, las críticas de las víboras moradas por la desafortunada convocatoria para elegir a la reina del municipio al que, aunque todavía está lejana la “Fereviga”, con la violencia ya le va como en feria.

Amén del diseño del cartel, tipo logo del AIFA, mal se vieron las exigencias para las aspirantes: ser de la cabecera (cero comunidades, pues), “no haber estado embarazada” y ser soltera, es decir no casadas, “separadas” (segura aclaración), divorciadas o lo que se le parezca, es más que ni siquiera en unión libre. Imagínese para las comprobaciones. Misoginia y cosificación, ¿dónde?

Al Municipio, actualmente con la bandera PRI-PAN-PRD de Bárbaro (no es ironía) Flores, le urge una capacitación. Por cierto, ¿y la secretaria de las Mujeres, Zaira Ivonne Villagrana?

 

AVANZA

En la Cámara de Diputados ya aprobaron en lo general el Proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación para 2022, con un panorama poco esperanzador para el estado y ¡más de mil 900 reservas!, por lo que todavía le cuelga a la discusión.

El PPEF pasó con 274 votos a favor, entre ellos los de los guindas Bennelly Hernández (ocupada en recibir a los pensionados… de Ciudad de México), el célebre Marco Flores, el petista Alfredo Femat y el verde Carlos Puente.

De contras hubo 219 votos, contando a los panistas Miguel Varela y Noemí Luna, la priísta Carolina Dávila, el perredista Miguel Torres y la de MC, Amalia García. Cinco contra cuatro zacatecanos. Y ahí van las esperanzas de la senadora Soledad Luévano de más recursos para la entidad.

Ya ni porque allá acudieron a pedir más lana los presidentes de 13 municipios. Ahora sí que los dejaron en visto.

 

LORD GORDITAS

Si de por sí son tediosas las reuniones de la Comisión de Régimen Interno y Concertación Política en la Legislatura, ya que llegan a durar hasta tres horas para discutir un solo punto, como para todavía aguantar a algunos impertinentes miembros.

Así como en recientes días, cuando se determinó “planchar” el asunto de la “Estafa Legislativa”. Se aplicó el “fuera gente, sólo diputados” y la ya consabida davidiña: fuera celulares, para después tener que soportar el olor a gorditas en la sala de juntas.

Imagínense, discutir a puerta cerrada con el tufo a yesca, chicharrón, mole y, sobre todo, lengua, ya que el coordinador de la bancada petista, Xerardo Ramírez, no puede dejar de comer.

Ansiedad, gula, antojadizo, vaya a usted a saber, el caso que cuando llega Lord Gorditas los demás diputados se ponen a sufrir y a aguantar la respiración.

 

DISPERSOS

Como si problemas no faltaran, se ve a un gabinete gubernamental disperso, más preocupado y ocupado en otros menesteres que en la tarea que se les ha asignado. En esencia, dicen los venenosos, los señalados en la Estafa Legislativa.

Es lo malo de no ver qué armas porta cada uno de los miembros de la nueva gobernanza y, bueno, si traen pendientes, pues que los atiendan antes de soltar el “sí, protesto”. Evidentemente, esas distracciones están haciendo que el que proteste sea el pueblo.

Quejas, quejas y más quejas, como la más reciente en contra de la secretaria de Administración, Verónica Ivette Hernández, quien olímpicamente bateó a los muy sufridos miembros del Issstezac. O la secretaria de Gobierno, Gabriela Pinedo, nomás de verle la cara con los transportistas.

Ya lo decía Miguel de la Madrid, mejor conocido como MMH, que siempre hay que elaborar el gabinete con lápiz, para poder borrar.


Los comentarios están cerrados.