EL FINANCIERO
EL FINANCIERO

Los recursos del Derecho de No Residente (DNR) no están financiando la construcción del Tren Maya como el Gobierno prometió al inicio del sexenio, sino que pasaron de ‘alimentar’ el presupuesto de promoción turística a ser parte de los ingresos que la Secretaría de Hacienda capta para distribuirlos en programas sociales e infraestructura, reveló Rogelio Jiménez Pons, director general del Fondo Nacional de Fomento al Turismo.

“Los recursos del DNR no están etiquetados ni para una cosa (turismo) ni para la otra (Tren Maya), lo que está haciendo el Gobierno es captar los recursos, que llegan a la gran bolsa de Hacienda, y de allí se distribuyen en los programas. No dependemos del recursos etiquetado”, aseguró Jiménez Pons la noche del miércoles en entrevista con medios.

El DNR es una tarifa de alrededor de 25 dólares que el Gobierno cobra a todas las personas extranjeras que ingresan a México. Hasta antes de la administración actual, esos recursos se utilizaban para financiar la promoción turística, sin embargo, con la llegada de Andrés Manuel López Obrador a la presidencia, se decidió que esos recursos pasarían de financiar la imagen turística de México a ser parte del presupuesto para la construcción del Tren Maya.

Pero, aclaró Jiménez Pons, los recursos del DNR nunca fueron utilizados expresamente para la construcción del proyecto ferroviario en el sur-sureste del país.

“Se utilizaron en general para todo, es un ingreso para todo el Gobierno”, remarcó el titular del Fonatur.


Los comentarios están cerrados.