EL FINANCIERO
EL FINANCIERO

El presidente Joe Biden transferirá brevemente el poder presidencial a la vicepresidenta Kamala Harris este viernes mientras está bajo anestesia para una colonoscopia como parte de un examen físico de rutina, informó la secretaria de prensa de la Casa Blanca, Jen Psaki.

Biden se someterá al procedimiento este viernes por la mañana, un día antes de cumplir 79 años.

“Como sucedió cuando el presidente George W. Bush se sometió al mismo procedimiento en 2002 y 2007, y siguiendo el proceso establecido en la Constitución, el presidente Biden transferirá el poder a la vicepresidenta durante el breve período de tiempo en que esté bajo anestesia“, explicó Psaki en un comunicado. “La vicepresidenta trabajará desde su oficina en el ala oeste durante este tiempo”.

Si bien las citas médicas presidenciales siempre llaman la atención, Biden fue la persona de mayor edad elegida para el cargo a la edad de 77 años en 2020, lo que llevó a un escrutinio aún mayor de su salud. Su última evaluación médica, publicada por su campaña presidencial en diciembre de 2019, lo describió como “un hombre sano, vigoroso, de 77 años, que está en condiciones de desempeñar con éxito las funciones de la presidencia, incluidos los de Director Ejecutivo, Jefe de Estado y Comandante en Jefe“.

Psaki dijo que el examen de este viernes se llevará a cabo en el Centro Médico Nacional Walter Reed cerca de Washington y prometió más información a medida que avance el día. Hay una cita programada para informar a periodistas al mediodía.

El informe de Biden de 2019, firmado por su médico Kevin O’Connor, quien ahora es el médico oficial del presidente, enumeró un latido cardíaco “irregularmente irregular”, altos niveles de grasa en la sangre, reflujo ácido y alergias estacionales. En ese momento, tomó tres recetas: Eliquis y Crestor para sus problemas cardíacos y sanguíneos, y Dymista para las alergias, y dos medicamentos de venta libre, Nexium para el reflujo ácido y Allegra para las alergias.

Desde entonces, los funcionarios informaron solo un problema de salud importante para Biden, dos fracturas de pie que tuvieron lugar unas semanas después de su elección. Biden ha dicho que las lesiones ocurrieron mientras jugaba con su perro Major, quien se resbaló sobre una alfombra en la que Biden se resbaló. Sufrió fracturas capilares y brevemente usó una bota médica en el pie. Después de una radiografía a principios de febrero, O’Connor dijo que el presidente se había “curado por completo”.

Además de brindar atención a los miembros del servicio activo y veteranos, Walter Reed también sirve regularmente como centro de tratamiento para presidentes y miembros del Congreso. Biden pasó un tiempo allí en 1988 cuando sufrió dos aneurismas cerebrales y se sometió a una cirugía para reparar los vasos sanguíneos reventados. Trump pasó tres días en el hospital en octubre de 2020 cuando luchaba contra el COVID-19.


Los comentarios están cerrados.