MARCEL RODRÍGUEZ / NTRZACATECAS.COM
MARCEL RODRÍGUEZ / NTRZACATECAS.COM

FRESNILLO. Al filo de las 07:00 horas de este martes se desplegó un fuerte operativo de seguridad en tres comunidades de este municipio. Se localizaron ocho cuerpos colgados, tres de ellos pendían de un puente y los otros cinco de dos arboles.

El miedo, la tristeza, el llanto y la desesperación, acompañaron a decenas de habitantes de la comunidad San José de Lourdes que presenciaron la escena de terror al ver los cuerpos de tres hombres suspendidos con una soga atada al barandal del puente vial ubicado en la salida a la comunidad Montemariana.

Los cuerpos se encontraba semidesnudos, con señales de tortura y uno de ellos tenía cubierta la mitad de su cuerpo con un costal que asemejaba ser una falda.

En ese lugar, elementos de la Guardia Nacional (GN), Policía Estatal Preventiva (PEP) y personal de la Fiscalía General de Justicia del Estado (FGJE) desplegaron varios elementos para resguardar la zona y retirar a los pobladores del lugar, sin embargo, estos permanecieron en el sitio hasta que los cadáveres fueron descolgados.

Familiares de los tres hombres acudieron hasta la salida de la localidad para entrevistarse con los elementos de la Policía de Investigación y confirmar que se trataba de sus familiares.

Fueron los mismos vecinos de ese poblado quienes reconfortaron a la mamá de uno de ellos, ya que después de saber la terrible noticia y de tenerlo a la vista, rompió en llanto abrazada por una persona que la acompañaba.

No lejos de ese lugar, en la carretera que conduce de esta comunidad hacia Montemariana, frente a donde se deposita la basura de las comunidades cercanas, en un árbol estaban colgados otros tres cuerpos de hombres semidesnudos y con señales de golpes en el cuerpo.

Los cuerpos tenían las mismas características de tortura que los que se colgaron en el puente, sin embargo, en el árbol estaba la imagen de un cristo en medio de los tres cadáveres.

Mientras se realizaban las investigaciones de las autoridades, la carretera quedó cerrada en ambos sentidos manteniendo a las personas que transitan ese camino varados por más de una hora.

Casi a la misma hora, en la carretera estatal que conecta las comunidades San Ignacio y San Gabriel se encontraron dos cuerpos más colgados de la rama de un árbol a pie de carretera.

De acuerdo con fuentes policiales, se trató de una persona de la tercera edad y su nieto, ambos habitantes de la comunidad San Ignacio, dicha información fue declarada por familiares, quienes los identificaron.

Las investigaciones, la recolección de los indicios y los ocho cuerpos quedaron cargo del personal de la Dirección General de Servicios Periciales, que arribó a los tres lugares para embalar las pruebas para su análisis y para descolgar los cuerpos y llevarlos a sus instalaciones, donde los médicos forenses realizarán la necropsia de ley a cada uno, para posteriormente entregarlos a sus familiares.


Los comentarios están cerrados.